Multado por hablar con ADN Cuba, acusa cubano en situación de precariedad

El cubano Jeorgis Matos, residente en Maisí, acusa al régimen de haberlo multado por hablar con ADN Cuba para exponer la situación de precariedad en la que viven él y su familia
 

Reproduce este artículo

El cubano Jeorgis Matos, residente en Maisí, en la provincia de Guantánamo, acusa al régimen de haberlo multado por hablar con ADN Cuba para exponer la situación de precariedad en la que viven él y su familia.

Matos, de 42 años y con varios problemas de salud que le impiden hacer esfuerzo físico, participó en un reportaje emitido por esta revista el 14 de marzo, en el que mostró las malas condiciones en las que vive en Cuba y denunció sus problemas de vivienda, así como las dificultades para atender los padecimientos médicos de uno de sus hijos y las necesidades materiales de una hija que estudia en la cabecera provincial.

Según explicó este viernes en una directa por las plataformas de ADN Cuba, el mismo día en que salió el reportaje fue multado con 50 pesos por tener vencida la licencia de tenencia de su caballo, que es su principal sustento y su medio de transporte.

Matos dijo estar seguro de que la multa en su contra fue por exponer su verdad y el abandono que sufre por parte de las entidades estatales ante un medio de la prensa independiente.

“Hubo más personas con licencias vencidas y no les cobraron multas. Sólo a mí, en represalia por mis declaraciones”, comentó, a la vez que refirió que no tiene dinero para pagar multas.

“Vivo en condiciones pésimas. No tengo dinero para correr con mi hijo para Guantánamo. Vivo super mal, ningún factor de ningún organismo viene a visitarme”, subrayó.

Matos vive en un cuarto junto a su esposa y sus cinco hijos. El régimen no le ha ayudado hasta el momento con sus problemas de vivienda y desvinculación laboral, derivada de su baja por motivos médicos.

Él y su familia sobreviven a duras penas con la ayuda ocasional que recibe de su hermano, expreso político y miembro de la Unión Patriótica de Cuba.

Según detalló Matos en la directa, lo más cerca que han llegado las entidades del Estado a su caso fue una visita reciente de trabajadores sociales, que le comentaron le darán una ayuda eventual de seguridad social, pero no permanente, como él demanda.