Amenazan a Yoel Acosta con prisión por colaborar con ADN Cuba

Los agentes de la Seguridad del Estado también le sugirieron la salida del país
Los agentes de la Seguridad del Estado le sugirieron también la salida del país
 

Reproduce este artículo

El activista y reportero independiente Yoel Acosta Gámez fue amenazado con prisión si continuaba colaborando con ADN Cuba. Su esposa y su hermano también fueron interrogados el 30 de marzo.

Su hermano, Jorge Luis Acosta Gámez, de 42 años, fue interceptado en una localidad del municipio Baracoa, provincia Guantánamo, por dos oficiales del Departamento de la Seguridad del Estado.

"Lo pararon y le enseñaron su identificación. Le preguntaron dónde yo estaba, si me había visto y mi hermano le dijo que tenía dos días sin verme, cosa esta que es real. Luego fue citado verbalmente para la unidad de policía conocida como La Punta, en Baracoa", declaró Yoel a ADN Cuba.

"Quiero denunciar la situación que estamos atravesando. Hacemos responsable al régimen de lo que pueda suceder con mi hermano, de su integridad física. A pesar de la represión a mi alrededor, me da más fuerza para seguir luchando. Voy a seguir ejerciendo el periodismo independiente", añadió.

Las autoridades le hicieron una carta de advertencia a su hermano, porque supuestamente no tiene vínculo laboral.

Luego de interceptar a su hermano, se presentó en la vivienda de Yoel Acosta un oficial de la policía para entregarle una citación de interrogatorio para ese mismo miércoles. También citaron a su compañero de trabajo Alejandro Jiménez Blanco.

Acosta fue interrogado por cuatro agentes de la Seguridad del Estado, y le realizaron una prueba caligráfica tras la aparición de carteles antigubernamentales en la ciudad.

"Me dijeron que iría preso si seguía con mis reportajes de ADN Cuba. También me preguntaron que quién me paga y yo les dije que nadie, solo personas me ayudaban para que yo no me muriera de hambre como ellos querían", contó.

También los agentes de la Seguridad del Estado le sugirieron la salida del país.

"No tengo la más mínima opción de abandonar el país. Eso no me interesa, les dije". Y declaró: "Voy a enfrentar lo que tenga que enfrentar. Yo no tengo miedo, y no me van a amedrentar".

Desde hace años, el opositor ha sido víctima del acoso del régimen cubano por realizar denuncias desde Baracoa y manifestarse pacíficamente.