Anuncian fecha de juicio de Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Osorbo

El juicio a los presos de conciencia será en La Habana. La Fiscalía pide 10 y 7 años de cárcel para Osorbo y Otero, respectivamente
Maykel Osorbo y Luis Manuel Otero. Foto: Anyelo Troya
 

Reproduce este artículo

El juicio a los artistas y presos de conciencia cubanos Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel “Osorbo” Castillo Pérez, tendrá lugar los próximos días 30 y 31 de mayo en La Habana.

La notificación entregada a los abogados indica que el juicio será en el Tribunal Municipal de Marianao, en la capital de Cuba, según informaron en redes sociales activistas y amigos de los miembros fundadores del Movimiento San Isidro (MSI).

Osorbo, ganador de dos Latin Grammy por su participación en el tema musical “Patria y vida”, está encarcelado en el penal "Kilo 5 y medio" de Pinar del Río, tras su detención ocurrida en mayo de 2021, meses antes del estallido social del verano pasado, que tomó la canción como “banda sonora” de la rebeldía popular. La Fiscalía cubana solicita para el rapero una sanción conjunta de 10 años de privación de libertad por la supuesta comisión de delitos de “desacato”, “difamación de las instituciones del Estado”, “atentado” y “desórdenes públicos”.

El escultor, pintor y performer Luis Manuel Otero, quien actuó en el video de “Patria y vida”, está recluido en la prisión de Guanajay a pocos kilómetros de la capital. Enfrenta una petición fiscal de 7 años de cárcel por los supuestos delitos de “ultraje a los símbolos patrios”, “desacato” y “desórdenes públicos”. Otero fue arrestado arbitrariamente cuando intentaba unirse a manifestaciones antigubernamentales pacíficas en La Habana, el 11 de julio de 2021.

Otero y Osorbo comparten el mismo expediente judicial. Activistas y amigos denuncian que el gobierno en realidad los castiga por una acción de desobediencia civil ocurrida el 4 de abril de 2021. Ese día, Osorbo se resistió a otra detención arbitraria y se refugió en la sede del MSI en el barrio San Isidro, de La Habana. Decenas de vecinos, amigos y activistas impidieron que la policía se lo llevara y desafiaron al gobierno cantando en la calle “Patria y Vida” y otros temas contestatarios.

“Estamos conscientes que su actual y futura privación de libertad se debe a su poder movilizatorio, a su carisma político, y a su trabajo artístico inspirador”, se afirma en una nota publicada este lunes en la página oficial de Otero Alcántara.

“Aunque sabemos que el juicio será amañado y manipulado al antojo de la dictadura exigimos que sea público y abierto. La situación sanitaria en Cuba ya está medianamente controlada como para que pongan esa excusa para que no puedan asistir amigos y familiares (…). Si ya están permitidos los conciertos y las obras de teatro, los juicios de los manifestantes del 11J, incluyendo el de Luis Manuel, de los que dependen la libertad de miles de ciudadanos, deben ser abiertos y públicos”.

Tras anunciarse la fecha de la vista oral, la activista e intelectual Anamely Ramos señaló en Facebook que “se realizaría casi tres meses después” de abrirse el proceso judicial el pasado 8 de marzo. “Eso ya habla por sí solo de la presión que ellos también sienten al saber que Maykel y Luis significan mucho para mucha gente. Ojalá esa presión aumente ahora a niveles bien altos”.

“De sobra sabemos que un juicio anunciado en Cuba, es un juicio favorable al poder. Pero hay otras lógicas que siguen su propio curso y que estoy segura no les favorecen. Confío en esas lógicas, aunque no sean tan visibles y palpables como aquella. Seremos libres: cada lágrima, cada pérdida, pero también cada crecimiento valdrá la pena”, agregó Ramos.

Juan Pappier, investigador sénior para las Américas de Human Rights Watch (HRW), afirmó en Twitter que el proceso contra los artistas disidentes es “una farsa para juzgarlos por criticar al régimen. La comunidad internacional debe exigir su liberación”.

En una llamada telefónica realizada el 17 de mayo, Otero dijo que “durante todos estos meses el régimen me ha ofrecido el exilio de Cuba como única salida de la cárcel. De lo contrario, tendré que cumplir siete años de prisión”.

El artista se ha negado a salir del país a cambio de su excarcelación. “Mi mensaje para el pueblo cubano es que la libertad llegará pronto, que estoy muy cargado y que la libertad llegará lo antes posible”, agregó en su mensaje.

Osorbo y Otero fueron reconocidos a inicios de mayo con el Premio de la Libertad 2022, que otorga Freedom House. Otras organizaciones como PEN Internacional y Amnistía Internacional, se pronunciaron por la liberación de los artistas y presos políticos.

 

Foto de portada: Anyelo Troya

Recomendaciones

 

Relacionados