Vedette Rosita Fornés con “mejoría ascendente” de salud y cuidados en casa
La artista cubana Rosalía Palet Bonavia, conocida internacionalmente como Rosita Fornés, se encuentra con “mejoría ascendente” y bajo mucho cuidado en casa, según anunciaron fuentes cercanas a la vedette
Fotomontaje con imágenes de Rosita Fornés. Crédito: Asere

La artista cubana Rosalía Palet Bonavia, conocida internacionalmente como Rosita Fornés, se encuentra con “mejoría ascendente” y bajo mucho cuidado en casa, según anunciaron fuentes cercanas a la vedette.

José Antonio Jiménez, representante artístico y yerno de la querida artista, publicó una actualización en la noche de este domingo que fue replicada por la pagina oficial de Rosita Fornés. En su post, Jiménez anunció que este domingo “ha tenido un día en que ha estado muy tranquila, sus parámetros están estables, con mejoría ascendente y con una atención medica permanente”.

Fornés, quien recientemente celebró sus 97 años, “por indicaciones medicas debe mantenerse lo más aislada posible y solo tener los contactos personales imprescindibles asociados a su tratamiento”.

Según Jiménez, Fornés fue informada de la preocupación que muchos han tenido por su salud, y envió a sus seguidores “un abrazo de agradecimiento a todos”.

Poco antes, José Antonio Jiménez había publicado un extenso texto en el que criticó informaciones sobre que Rosita estaba “en un estado muy grave de salud”, y que no se utilizara como fuente a la familia.

Según el representante, se creó una “triste expectativa con una situación que no es completamente cierta”. Jiménez explicó que la actriz y cantante cubana padece desde hace años una afección respiratoria crónica por un enfisema pulmonar. Su condición ocasiona que disminuyan, bajo circunstancias específicas, los niveles de oxígeno en su sangre.

Aseguró que, en estos episodios, de crisis Fornés recibe un “tratamiento de ventilación” que le permite mejorar, pero en esta ocasión no se obtuvieron los resultados esperados.

“No obstante, los especialistas del Doctor Hospital de Coral Gables una vez más han estabilizado su estado de salud y hoy mismo le han dado de alta para que siga el tratamiento en su casa”, escribió Jiménez.

Este mismo lunes, Rey González, administrador de la Página Oficial de Rosa Fornés en Facebook y su amigo personal, respondió a Jiménez porque esta página fue la que difundió la supuesta gravedad de la diva.

González aseguró que él consultó a fuentes cercanas a la familia, y recordó que la artista cubana no tiene casa propia y no vive con sus familiares allegados, si no con Pedro Colina e Irene López, quienes “le han brindado su hogar y sus cuidados para que Rosita tenga todas las comodidades y cariño que merece a su edad, y más estando enferma”.

Sin embargo, agradeció al yerno y representante “por al fin dar un parte de la salud de la artista que tendrá más fuerza ya que viene de Ud. que debe seguramente estar más informado”.

La página oficial informó el sábado que la Fornés se encontraba ingresada en un hospital de Miami en “un estado de salud muy grave”.

El post recordaba que la última gran aparición de la artista fue en la celebración por los 60 años de carrera artística del maestro Meme Solís.


“Entonces no quise informarles que ya entonces llevaba un pequeño balón de oxígeno para poder respirar. Se lo quitaron segundos antes de salir a escena. Con su profesionalismo nadie notó que, aunque cantó, bromeó y se vio como siempre magnífica ya estaba resentida de sus pulmones”, explicaron en la publicación.

Catalogada como una “vedette” por su amplio registro de habilidades artísticas, Rosita Fornés hizo historia en Hispanoamérica con sus tempranas apariciones en el cine, la televisión y el teatro.   

Rosa Fornés nació en Nueva York en 1923 pero fue traída por su familia a La Habana, donde de manera precoz inició su carrera profesional. 

Es una de los últimos mitos cubanos que triunfó internacionalmente en la primera mitad del siglo XX. Incursionó en géneros como la opereta, la zarzuela, la comedia musical, el drama clásico, tanto en radio y cine, como en la televisión.

Fue fundadora de la televisión cubana, donde realizó programas humorísticos, dramáticos y de canto líricos.

Sus estelares papeles en importantes películas de ficción cubanas como Papeles secundarios (dirigido por Orlando Rojas) y Se permuta (Juan Carlos Tabío), la mantuvieron en la preferencia de sus compatriotas hasta finales del siglo XX.

En el 2001 le otorgaron el Premio Nacional de Teatro, junto a la también legendaria actriz María de los Ángeles Santana.