Omara Portuondo recuerda colaboración discográfica con Adalberto Álvarez

La cantante Omara Portuondo dijo sobre la muerte de Adalberto Álvarez: “siento que he perdido a un gran amigo, fui la primera en grabar un disco junto a su orquesta 'Adalberto Álvarez y su Son' en los 80, para demostrarle mi apoyo y cariño”
 

Reproduce este artículo

La cantante cubana Omara Portuondo dijo en un comentario de Facebook que fue la primera en grabar un disco junto a la orquesta “Adalberto Álvarez y su Son” en sus inicios y que su líder, fallecido este miércoles, “merece que no lo olvidemos nunca”.

Portuondo opinó sobre la trayectoria de Álvarez, conocido como “El Caballero del Son”, en los comentarios a un post de la Orquesta Failde que elogió al compositor y pianista, cuyo deceso ocurrió en un hospital de La Habana, víctima de la COVID-19.

“Él merecía cada una de esas palabras y merece que no lo olvidemos nunca, que permanezca en nosotros gracias a su música y su calidad humana”, escribió Portuondo.

La famosa cantante añadió que “siento que he perdido a un gran amigo, fui la primera en grabar un disco junto a su orquesta 'Adalberto Álvarez y su Son' en los 80, para demostrarle mi apoyo y cariño”.

“Ese disco hay que escucharlo una y otra vez”, respondió la Orquesta Failde.

El disco, titulado Omara Portuondo con Adalberto Álvarez, fue grabado en 1984, año en el que se fundó el grupo musical. “Mi son caliente”, “Son de la madrugada”, “Veinte años” y “Agua que cae del cielo” son algunas de las emblemáticas canciones en las que colaboraron los artistas.

Tras conocer la muerte de Álvarez, la “Diva del Buena Vista Social Club” también declaró en su página oficial de Facebook que “duele, mucho... decir adiós a nuestro CABALLERO DEL SON, músico mayor, creador de sones y emociones, querido y respetado por todos; MI FIEL TROVADOR”.

Omara Portuondo añadió que “la música cubana está de luto, aquí nadie va a olvidarte ADALBERTO ÁLVAREZ”.

“El Caballero del Son” murió en la madrugada del 1 de septiembre por una “disfunción múltiple de órganos, a consecuencia de una neumonía derivada de la COVID-19”, según informó el Instituto Cubano de la Música.

El compositor, arreglista, director de orquesta y pianista, mereció en el 2008 el Premio Nacional de la Música. Alcanzó la fama liderando los grupos emblemáticos “Son 14” y “Adalberto Álvarez y su Son” con los que se mantuvo durante más de 40 años en la preferencia de los bailadores de Cuba y Latinoamérica.

Fue el sonero cubano más versionado en el ámbito latino de los últimos 30 años, y escribió para figuras internacionales de la salsa, como el puertorriqueño Gilberto Santa Rosa. Obras suyas han sido interpretadas por Andy Montañez, Juan Luis Guerra y la 440, Oscar de León, Eddie Palmieri, entre muchos otros artistas de primera línea.