Gustavo Arcos: “Asistimos a una Revolución que se devora a sí misma”

El reconocido profesor cubano afirma que ninguno de los sacrificios de los cubanos ha valido la pena
Gustavo
 

Reproduce este artículo

El profesor y catedrático cubano Gustavo Arcos Fernández- Britto aseguró en sus redes sociales que los cubanos estaban viviendo en una “Revolución que se devora a sí misma”, y que ninguno de los sacrificios de sus hijos había valido la pena.

“Esta imagen me acompaña desde hace más de un año. Colas, peleas, vecinos enfrentados, desorden, indisciplina social. Todo eso y mucho más en la entrada de mi edificio. Ciudadanos indignados, irritados, agotados, que disputan los turnos para comprar cigarros. A veces pollo o refrescos”, sostuvo el profesor de varias generaciones de intelectuales cubanos.

Arcos Fernández-Britto señaló que esa era la verdadera continuidad, llena de carencias, enajenación, salarios insuficientes, angustias y emigración. Y agregó que también veía todos los días largas colas frente a embajadas, donde abundaban hombres y mujeres mayormente jóvenes que en pocas semanas ya no estarán en la isla.

“Sus rostros se esfumarán, dejando detrás nuevas familias divididas, destruidas. He visto a todos mis amigos y compañeros partir. Veo a la gran mayoría de mis estudiantes hacer lo mismo, poco tiempo después de graduarse. ¿Es esa la Revolución? Debería darle vergüenza a todos los que desde el poder o utilizando los medios oficiales hablen de socialismo, prosperidad y dignidad”, añadió desde su perfil de Facebook, y aseguró que eso nunca existirá en un proceso que cada día deshumaniza a los individuos, convirtiéndolos en seres solo pendientes de una elemental subsistencia.

“Pienso en todos los que han dado o consagrado sus vidas por tener un país mejor, más justo y humano. Ni uno solo de esos sacrificios ha valido la pena, si esta es la realidad de todos los días para la mayor parte de la población cubana. Asistimos a una Revolución que se devora a sí misma”, concluyó.

Arcos despidió recientemente a su amigo exiliado, el abogado cubano, Julio Fernández Estrada: “Buen viaje amigo. Sé que donde quiera que vayas, Cuba estará a tu lado. Estoy seguro de que muy pronto volverás a sonreír con toda la gente que te admira”.