Cubanos que lleguen a la Isla, aunque sean de otras provincias, pasarán cuarentena en La Habana
Luego de una mejoría notable, la situación del coronavirus empeoró en Cuba lo suficiente como para alarmar a los altos jefes del régimen
Viajeros, Cuba, Coronavirus
 

Las autoridades cubanas reforzaron las medidas de aislamiento ante el temor de una propagación mayor del coronavirus que poco a poco avanza en varias regiones de la isla.

El martes en la noche fueron anunciadas estrictas medidas de contención, como establecer una cuarentena obligatoria en la capital a los viajeros de otras provincias que lleguen a la isla en vuelos humanitarios.

En los últimos días se han reportado numerosos casos de personas que, al retornar de otros países, especialmente Venezuela, portan el virus. La cifra total de viajeros procedentes de ese país detectados con la COVID-19 ya asciende a 32, según los reportes del Ministerio de Salud Pública. Cerca de 20 mil profesionales de la salud trabajan para el régimen de Maduro.

En La Habana aún no se puede decretar la fase 2, según explicó el Primer Ministro Manuel Marrero y, en Artemisa, han ordenado cuarentenas en algunos territorios “debido a algunos eventos derivados de indisciplinas e incumplimientos de las medidas establecidas”.

Entre estos, el más sonado es el foco infeccioso en Bauta, provincia Artemisa, que con los nuevos casos identificados ayer 4 de agosto suma 91 diagnósticos y, al parecer, seguirán apareciendo otros durante los próximos días.

“Los vuelos regulares internacionales con todo el mundo son desde La Habana y hacia La Habana y por tanto hasta que La Habana un día no resuelva este problema no se podrá abrir esa comunicación con el resto del mundo”, dijo Marrero en la Mesa Redonda.

Cuba no ha informado cuántos de sus profesionales de la salud que luchan contra el coronavirus en la isla y en más de 40 países han caído enfermos, aunque afirma que ninguno ha fallecido.

La situación epidemiológica en el país presentó mejorías en casi todas las provincias, lo cual propició que arribaran a las diferentes fases de recuperación, exceptuando la capital. Actualmente un repunte en las cifras y la aparición de nuevos brotes atenta contra la apertura de la Isla y el regreso a la normalidad.

Al cierre de ayer, 4 de agosto, se confirman 25 nuevos casos y ningún fallecido, la cifra actual de contagios es de 2726. Se mantienen ingresados con la enfermedad unos 240 pacientes. De los diagnósticos positivos, 21 son contactos de casos confirmados, dos con fuente de infección en el extranjero y dos que se desconoce la fuente de infección.

A nivel mundial se han confirmado 18 263 542 de enfermos y 693 726 fallecidos. La Organización Mundial de la Salud reporta 185 países con transmisión.