Cubano ataca a un policía con un machete en una cola y lo condenan a 8 años de prisión
Según los testigos, el hombre recibió una multa por no llevar nasobuco. Molesto con la sanción, buscó un machete e intentó agredir a un policía
El juicio

 

Un villaclareño recibió ocho años de prisión por agredir con un machete a un policía mientras hacía fila para comprar alimentos en su municipio, Quemado de Güines.

En la vista oral de la Causa 7 de 2020 del Tribunal Municipal Popular de Quemado de Güines, el acusado, de 60 años de edad, fue sancionado como autor de los delitos de atentado, desobediencia y propagación de epidemias.

El hecho ocurrió el 31 de marzo de 2020, cuando el individuo se encontraba en una cola en la tienda Panamericana de la cabecera municipal. Al no tener colocado el nasobuco, el policía le pidió en múltiples ocasiones para que se lo pusiera, sin embargo, el hombre hizo caso omiso.

El acusado entró a la tienda y salió nuevamente sin la mascarilla, por lo que el policía volvió a llamarle la atención. Al rehusarse con actitud desafiante, el agente lo condujo a la unidad de la Policía, donde se le impuso una multa de 3000 pesos (moneda nacional), al amparo del artículo 8, apartado 3 del Código Penal.

Inconforme con la medida, el hombre acudió a su casa en busca de un machete para agredir al policía que antes lo condujo a la unidad, quien se había incorporado de nuevo a organizar la cola de la tienda.

Allí, el agente logró detectar una silueta a sus espaldas, y por instinto se esquivó de inmediato cuando el hombre armado lo agredió. El ciudadano golpeó entonces con la parte plana del arma blanca a una mujer agente del orden que se encontraba allí.


Durante el juicio oral declararon diez testigos. Luego de pronunciar el fallo, los jueces le hicieron saber que podía apelar la decisión ante el Tribunal Provincial Popular de Villa Clara.

El tipo de juicio a que fue sometido se denomina “juicio oral por procedimiento abreviado”. Durante la audiencia, se dicta públicamente el fallo una vez culminada la práctica de pruebas.

El régimen dictó medidas drásticas para evitar las aglomeraciones de personas en Cuba. A pesar de que los cubanos deben salir a buscar comida y otros productos por necesidad, se imparten multas, arrestos y prisión a personas que incumplan esas medidas. Muchas veces la policía abusa de sus prerrogativas.