Cubana denuncia irresponsabilidad de autoridades por vertedero en Holguín
Como en muchas ciudades cubanas, las autoridades de Holguín se preocupan poco por la limpieza e higiene de los espacios públicos
Espacio llenos de basura en Holguín
 

Reproduce este artículo

Lisaydis Velázquez es una holguinera desencantada de las autoridades en su provincia, que ve cómo la tierra donde nació cada día está más sucia y descuidada sin que nadie se inmute ni proteste.

“Estoy enojada y decepcionada al ver en lo que se ha convertido la calle Carbo, en Holguín, el bonito parquecito del edificio 12 plantas donde vi a vecinos, estudiantes de medicina, trabajadores de salud y padres con sus hijos asistiendo a las vías no formales —kindergarten— e incluso clientes del Restaurant Polinesio disfrutando de la sombra de sus árboles”, declaró en Facebook.

“Hasta donde va a llegar la irresponsabilidad y el desinterés de los responsables de poner orden en Holguín”, se pregunta Velázquez.

El Holguín es conocida por ser una de las ciudades más limpias de Cuba, pero resulta que ya esa fama fue puesta en duda en varias ocasiones. En las fotos puede verse un contenedor de basura limpio y recién pintado; a su lado, bolsas de basura, cartones y suciedad.


El lunes 30 de septiembre de 2019, la activista cubana María Ayala publicó en su perfil de Facebook un video donde se aprecian varias cajas y paquetes de hamburguesas desparramados por el piso en la zona de los productos cárnicos de la tienda Luz de Yara, en la ciudad de Holguín.

Y como si esto no fuera suficiente, en el video se ven cucarachas muertas junto a las cajas y paquetes de hamburguesas. En su publicación, Ayala escribió que, “varias veces vi como una señora le decía a uno de los trabajadores de la tienda que por favor recogieran esas hamburguesas del suelo donde también había cucarachas y poco le importó”.

Unos meses más tarde, en diciembre, el usuario William Quintana Torres, tomándose con humor la invasión de ratones en una tienda de Matanzas, a donde fue a comprar, escribió: "El Grocery de Medio busca desesperadamente al Flautista de Hamelin".

"Yo, diabético, hipertenso y mareado fui hoy a comprar mis galletas integrales y Oh, Dios, una familia de roedores se divertían sobre ellas. Y si no los hubiese visto y ellos dejaron su pis y yo abría estas galletas y... ¡Leptopirosis! Los trabajadores del lugar de marras al parecer acostumbrados a convivir con los ratones ni se inmutaron. Y yo impávido aún lo comparto con uds. Help me, grito. ¿Alguien hará algo?", escribe Quintana.

En el video que acompaña su apunte puede verse cómo un roedor camina impunemente sobre un surtido de galletas integrales que se ofertan en el establecimiento a un coste de 0,45 CUP/11,25 CUP.