Ratones infestan tienda cubana, denuncian en redes sociales
Escenas como ésta son habituales en los establecimientos cubanos, donde reinan la indolencia y la falta de higiene.
Un guayabito en Grocery Medio
 

Reproduce este artículo

"El Grocery de Medio busca desesperadamente al Flautista de Hamelin", escribe el usuario William Quintana Torres en su página de Facebook, tomándose con humor la invasión de ratones en una tienda de Matanzas, a donde fue a comprar esta semana.

"Yo, diabético, hipertenso y mareado fui hoy a comprar mis galletas integrales y Oh Dios, una familia de roedores se divertían sobre ellas. Y si no los hubiese visto y ellos dejaron su pis y yo abría estas galletas y... ¡Leptopirosis! Los trabajadores del lugar de marras al parecer acostumbrados a convivir con los ratones ni se inmutaron. Y yo impávido aún lo comparto con uds. Help me, grito. ¿Alguien hará algo?", escribe Quintana.

En el video que acompaña su apunte puede verse cómo un roedor camina impunemente sobre un surtido de galletas integrales que se ofertan en el establecimiento a un coste de 0,45 CUP/11,25 CUP.

Al responder a un comentarista que le pide precisar el nombre y la dirección del establecimiento para pedir su cierre inmediato por motivos higiénicos, otro usuario abunda:

"¡No es cerrar el sitio! Es despedir a todo el personal, comenzando por el encargado de la cadena en la provincia que es otro corrupto más. Ellos saben perfectamente que eso eso está sucediendo. Esa es la forma en que fiscalizan y supervisan sus establecimientos? Además, si a la luz del día, con música y personas allí trabajando esos ratones están apululu de un lado a otro, todo ese sitio es su propio nido. Vergüenza y pena para todos esos “dirigentes” que en Matanzas permiten este tipo de cosa. No tiene perdón poner el peligro la vida de tantos niños, ahí todo el mundo tiene que ser DESPEDIDO por tanta indolencia. Después se quejan y no quieren que la gente salga a la luz pública con lo cotidiano! Es muy duro ver este tipo de cosas..."

Otros comentaristas se toman en asunto con humor:

"Para mí esos pobres ratones tienen más sentido de identidad con la tienda que lo propios encargados o dependientes jajaja. Si William Quintana Torres se demora un poco más los graba haciendo coreografía al compás de la música encima de las galletas jajajaj. Que pena que cosas como estas pasen desapercibidas", escribe Dayana Sánchez.

Lamentablemente, escenas como esta son habituales en los establecimientos cubanos. En septiembre pasado, un usuario ya denunció cómo las cucarachas se paseaban por el Centro Comercial de 26, en La Habana, y en octubre un colaborador de ADN Cuba denunció otro caso de una Tiendas Recaudadoras de Divisas, en Holguín, donde aparecieron cucarachas muertas junto a las cajas y paquetes de hamburguesas.

La desidia de los propios vendedores que laboran en esas tiendas también ha sido denunciada en numerosas ocasiones por la prensa independiente cubana.