Cuba: 'graves' dos de sus 21 casos de COVID-19

El MINSAP informa sobre el agravamiento del estado de salud de dos de los 21 pacientes diagnosticados con COVID-19 en Cuba.
José Raúl de Armas Fernández, jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del MINSAP
 

Reproduce este artículo

Autoridades del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba informaron este sábado sobre el agravamiento del estado de salud de dos de los 21 pacientes diagnosticados con COVID-19 en la Isla.

Según informó en conferencia de prensa José Raúl de Armas Fernández, jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del MINSAP los dos pacientes pasaron a "estado crítico" en la noche de este viernes.

El especialista declaró a la prensa acreditada en Cuba que se trata de un ciudadano cubano, ingresado en el Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí" (IPK), de La Habana, y de un italiano que se mantiene aislado y bajo tratamiento en el Hospital Militar Fermín Valdés Domínguez, de Holguín.

El funcionario no especificó las edades de ninguno de los dos pacientes.

De acuerdo con De Armas, los médicos especialistas trabajan "intensamente" con ambos pacientes. También aseguró que el MINSAP dispone de un equipo de expertos que, junto a los médicos que evalúan directamente los casos en terapia intensiva, toman las decisiones necesarias en tiempo real.

El funcionario del MINSAP advirtió que el COVID-19 es una enfermedad nueva y "bastante impredecible" y que, en ocasiones, los casos empeoran entre el sexto y el onceno día de infección. "Hacen una regresión del cuadro clínico", dijo.

Hasta el mediodía de este sábado, las autoridades cubanas han confirmado 21 casos positivos al nuevo coronavirus. La Isla ya contó su primera muerte por la enfermedad y mantiene a 716 personas bajo observación por considerarlas casos sospechosos.

En la conferencia de prensa de este 21 de marzo, De Armas resaltó que los 20 pacientes positivos ingresados actualmente en centros asistenciales cubanos aún pueden transmitir la enfermedad, por lo que se mantendrán aislados al menos durante 14 días.

Asimismo, especificó que, si aparecen otras evidencias que aseguran la capacidad de transmisión de la enfermedad por mayor tiempo, los sujetos se mantendrán aislados hasta que no constituyan ningún riesgo para el resto de las personas.

De acuerdo con el funcionario, hasta ahora no hay "transmisión intrínseca" del COVID-19 en la Isla, es decir, todos los contagios se deben están relacionados con turistas o viajes al extranjero.

"Estamos en la primera etapa [de la epidemia] y consideramos que gracias a las medidas anunciadas ayer por el Gobierno cubano podremos brindar una mejor respuesta y controlar en el menor tiempo posible la situación epidemiológica", dijo el funcionario del MINSAP.

El jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles también aseguró que, hasta este sábado, se habían descartado 342 personas sospechosas de padecer el nuevo coronavirus.

Con 21 casos confirmados, en Cuba se mantienen ingresados para vigilancia epidemiológica 716 pacientes, mientras 28.139 personas son atendidas por el sistema de atención primaria, aseguraron las fuentes oficiales.

Este viernes, el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel orientó el cierre de las fronteras cubanas a partir del próximo martes. Los puertos y aeropuertos solo quedarán operativos para la entrada de residentes cubanos y para el comercio.