Otra embarazada cubana en terapia intensiva por COVID-19

Una embarazada cubana, con COVID-19, fue reportada como grave por las autoridades sanitarias de la isla.
Otra embarazada cubana en terapia intensiva por COVID-19
 

Reproduce este artículo

Una embarazada cubana, con COVID-19, fue reportada como grave por las autoridades sanitarias de la isla.

La joven de 37 años y residente en el capitalino municipio Cerro tiene como antecedente un Enfisema Pulmonar y se encuentra en las 30 semanas de gestación.

Según el informe del cierre del 18 de abril, la embarazada está ubicada en “Cuidados Intermedios, afebril, sin demanda ventilatoria, toma discreta del estado general, ventilando en espontánea”.

Luego del inicio del tercer rebrote en el país, el peor desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020, se han informado varios casos de embarazadas con complicaciones asociadas al coronavirus y las estadísticas, en este sentido, van en aumento. 

Embarazadas cubanas en peligro por COVID-19

En febrero último más de 30 gestantes tenían la enfermedad pandémica. En ese entonces las cifras apuntaban a que en el país se habían contagiado unas 237 embarazadas, de ellas un 85,6 por ciento se había recuperado y el resto mantenía un pronóstico favorable.

Ya en marzo del 2021 una embarazada positiva al coronavirus en estado crítico dio a luz a una niña sana.

El nacimiento fue mediante una cesárea realizada en el propio hospital militar Manuel Fajardo Rivero, donde desde la madrugada del domingo la embaraza Maidi Martínez Pérez, de 33 años de edad, se encontraba ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Este es un suceso sin precedente, tanto para la provincia de Villa Clara, como para el resto del país.

La niña nació con 5,6 libras de peso (2560 gramos) a las 35 semanas de gestación, y según lo referido por el personal médico, y su evolución fue favorable a tono con su complejo proceso y no estuvo contagiada con el virus.

A inicios de abril también preocupaba el estado de otra embarazada contagiada. La muchacha de 22 años, de Holguín no tenía antecedentes patológicos, pero aun así estaba internada en Cuidados Intensivos.

El Ministerio de Salud Pública cubano la informó como grave y emitió una nota donde comunicó que “Niega dolor bajo vientre, sin sangramiento vaginal, afebril, consciente, cooperativa, con ligera disnea, en ventilación espontánea sin oxígeno suplementario”.

Además, Cuba sigue reportando casos de niños contagiados con COVID-19 y reconoció la existencia de cinco variantes y seis patrones mutacionales del SARS-CoV-2 en el país. Sin embargo, el régimen rechazó estar entre los países latinoamericanos que obtendrán vacunas gracias al programa COVAX.

Un total de 18 países de América Latina recibirán 26 millones de vacunas, principalmente de AstraZeneca, entre marzo y mayo, por parte del programa COVAX, creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza para las Vacunas GAVI para distribuir vacunas contra COVID-19 a nivel global 

Pero el país antillano prefiere sus candidatos vacunales, que aún no salen al mercado, y no figura en el listado general de 142 países. COVAX prevé enviar 237 millones de dosis en los tres meses venideros a los presentes en la lista.

Según el sitio de noticias de las Naciones Unidas, el director ejecutivo de la Alianza de Vacunas Gavi, Seth Berkley explicó en marzo pasado que: “Cuba ha decidido no unirse a la iniciativa, por eso no tienen dosis. Venezuela tendrá dosis, pero los datos no están muy claros. Y en cuanto a México, recuerden que esta es la primera asignación, habrá más según tengamos más, pero cada país decide qué cantidad quiere tener. Algunos han elegido el máximo y otros menos, según sus acuerdos”.