Babalawos de Santiago de Cuba piden al pueblo quedarse en casa y ponerse el nasobuco

No es la primera vez que el régimen recurre a los líderes religiosos para influir sobre la comunidad de fieles. Los sacerdotes Ifá pidieron a todos respetar el aislamiento
Juan Martén habla a sus fieles
 

Reproduce este artículo

Los babalawos de Santiago de Cuba recomendaron a sus fieles, y a todos los cubanos en general, cumplir con las medidas de aislamiento social, para acabar pronto con la pandemia del coronavirus.

Líderes religiosos de una gran cantidad de cubanos, entre ellos estaba el sacerdote Ifá Juan Martén Portuondo, presidente de la Asociación Yoruba de Santiago, quien habló a nombre de sus colegas.

De origen habanero, Jesús Arrechea, sacerdote de Ifá desde hace 31 años y fundador de la religión en la provincia de Holguín, exhortó a los religiosos, al pueblo santiaguero y en general a todos los cubanos a ser prudentes. Dijo que el compromiso de los Sacerdotes de Ifá es hacer todo lo que esté al alcance para detener esa enfermedad.

De igual manera, intervino Francisco Moré, con 28 años en el sacerdocio, quien instó a evitar aglomeraciones, mantener la higiene, el uso de mascarillas y cuidar a las personas mayores de edad. Destacó que en el panteón de los Orishas existen dos deidades: San Rafael, médico divino y San Lázaro, santo milagroso, a los cuales hay que orarles y pedirles mucho.

Según Martén, los babalawos convocaron a un reducido concilio con el objetivo de informar a todos los religiosos, al pueblo en general y al mundo de la necesidad de cumplir con las medidas sanitarias orientadas por el país, en mantener la higiene, la unidad y quedarnos en casa, entre otras, para frenar esa terrible enfermedad.

Para nadie es un secreto que el régimen recurre a los líderes religiosos cuando desea influir sobre la comunidad de creyentes en la isla. ADN Cuba ya publicó que medios oficialistas publicaron mensajes de líderes de otras congregaciones sobre el coronavirus.


A principios de abril evangélicos cubanos de diferentes denominaciones compartieron a través de las redes sociales una solicitud dirigida al Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), para que incluyeran contenido cristiano en su programación habitual.

Por su parte, el periódico estatal Vanguardia, de Villa Clara, reprodujo un mensaje de monseñor Arturo González Amador, obispo de la Diócesis de Santa Clara, quien pidió “vivir este momento con conciencia, con claridad, objetividad”.

También se pronunciaron representantes de iglesias evangélicas y de la comunidad masónica, aunque esta no es una religión.

Al cierre del 21 de abril las autoridades sanitarias de la isla confirmaron 52 casos más de coronavirus, para un total de 1189 infectados. Han fallecido hasta la fecha un total de 40 personas a causa de la COVID-19: un italiano, un ruso y 38 cubanos.

El régimen de La Habana confirmó el pasado 11 de marzo los primeros casos positivos de infección de coronavirus en Cuba con tres turistas de visita en la isla, según informó el Ministerio de Salud Pública.