Autoridades se pronuncian sobre aumento de delitos sexuales contra menores en Sancti Spíritus

Una jueza y un fiscal de Sancti Spíritus ofrecieron sus consideraciones a la prensa oficialista cubana, sobre el aumento de los casos de abuso lascivo contra menores de edad en esa provincia del centro de la Isla.

La nota que publica el diario Juventud Rebelde, ratifica los datos ofrecidos recientemente por el periódico local Escambray:  “El 27,7 % de las víctimas son hijastras de sus abusadores y el 22, hijas de vecinos con los cuales mediaban relaciones casi de familia”.

Yamina de la Caridad Bernal, una jueza de Sancti Spíritus con 27 años de experiencia, refirió al diario que “Entre los delitos más frecuentes relacionados con el abuso sexual infantil se encuentran los abusos lascivos.

“Hoy las cifras de hechos conocidos han aumentado porque nuestra población ha ganado en cultura jurídica y los denuncia. En la mayoría de los casos, la víctima es menor de 12 años de edad, porque son más vulnerables”, añadió.

De acuerdo con la jueza, los menores de edad no participan en los juicios, y los tribunales asumen se basan en exploraciones realizadas durante una fase preparatoria del proceso, con la asesoría de del instructor penal del caso, representantes legales de la víctima y especialistas de salud.

En ese sentido, si durante el juicio se notan contradicciones, se tratan de esclarecer los hechos “fuera de la sala penal” en un entorno amigable para el menor.

De acuerdo con la información, los menores afectados provienen mayoritariamente de familias disfuncionales y de aquellas que por priorizar responsabilidades laborales “no prestan la atención requerida a sus menores y desconocen con quiénes se relacionan”.

 

 

Asimismo, entre las más vulnerables estarían las que no cuentan con la preparación necesaria para ofrecer a una educación sexual adecuada, o “son permisivas”.

Es alto el por ciento de victimarios que son parientes muy cercanos o vecinos. Por lo general se ejerce mayor control si se tiene una hija y se deja más libre al varón, que también puede ser abusado”, consideró el fiscal Félix Sánchez, encargado del Departamento de Protección a la Familia y Asuntos Jurisdiccionales de la Fiscalía de Sancti Spíritus.

El fiscal aseguró además que a pesar que la provincia no tiene un Centro para la protección de niñas, niños y adolescentes, “en la mayoría de los casos, se orienta que vean a un especialista, tanto en la escuela con un sicopedagogo o en el área de salud, pero algunas secuelas son irreversibles”.

Las estadísticas en Sancti Spíritus muestran que “predominan las víctimas femeninas”, y el reporte achaca ese dato a la preponderancia de la  ideología hegemónica machista”. Otro dato interesante es que no se han reportado a mujeres que “cometan ese delito”. Asimismo, tanto la jueza como el fiscal señalaron que cuando el acusado es el padrastro, muchas veces la madre de la víctima “lo protege”, trata de retirar la denuncia y permanece en la relación de pareja, a pesar de las pruebas.

El fiscal sostiene que los mecanismos judiciales “funcionan bien”, y considera que la familia, las instituciones sociales y los medios de comunicación son responsables de precaver y educar para evitar estos hechos. “Hay que decirles a los menores que tienen derecho a la privacidad de su cuerpo”, indicó.

La jueza, por su parte aconsejó mantener el “debido control” sobre los menores de edad, aprender a identificar y denunciar las conductas inapropiadas.