Secuestran por varias horas a periodista gráfico en Venezuela
Sujetos a bordo de una camioneta secuestraron por varias horas a Rojas, fotógrafo oriundo de la ciudad de Acarigua-Araure, a quien vincularon con la cuenta de la red social Instagram AcariguaCity
Al periodista lo vincularon con una cuenta de Instagram proscrita por el Gobierno

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) de Venezuela, en el estado de Portuguesa (noroeste) denunció el secuestro que sufrió por varias horas el reportero gráfico Julio Rojas, el pasado lunes 21 de octubre, informó este miércoles el sitio de noticias El Pitazo.

La secretaria general del CNP en ese estado, Mariángel Martínez, dijo en un comunicado que cuatro sujetos a bordo de una camioneta raptaron por varias horas a Rojas, fotógrafo oriundo de la ciudad de Acarigua-Araure, a quien vincularon con la cuenta de la red social Instagram AcariguaCity.

Desde esa cuenta se hacen denuncias anónimas contra personas con negocios ligados al Gobierno de Nicolás Maduro, lo cual la convierte en proscrita para las autoridades chavistas.

Aunque no está claro quiénes lo secuestraron, se presume que eran agentes de la inteligencia del Estado, interesados en atrapar a los responsables de la cuenta de Instagram.

La secretaria general del CNP agregó que familiares del fotógrafo denunciaron el hecho ante los cuerpos de seguridad, pero el mismo día fue liberado en el sector conocido como El Mamón de Acarigua.

Ahí fue abandonado por los captores y pudo hacer contacto con sus familiares, cerca de las 9:00 pm.

Según el boletín oficial de CNP, los sujetos sacaron a Rojas del taxi donde se desplazaba y lo taparon con una capucha. Luego lo trasladaron hasta una casa donde fue interrogado por su supuesta vinculación con la mencionada cuenta de Instagram.

Aseguró que lo golpearon en las costillas y lo despojaron de su celular y cámara fotográfica.

 

 

Martínez lamentó que los reporteros se vean tan vulnerables en Venezuela, país que ha sido denunciado por organizaciones internacionales por los constantes ataques por parte de agentes del Estado contra periodistas locales e internacionales, en el marco de la grave crisis sociopolítica que vive el país, acotó El Pitazo.

En febrero, el periódico mexicano Milenio reportó que el periodista de Telemundo Daniel Garrido fue secuestrado en Caracas cuando cubría el caso de la retención y deportación de reporteros de Univisión.

Telemundo había informado que hombres armados obligaron a su corresponsal a subir a un automóvil y le cubrieron la cabeza.

"Tras interrogarlo por seis horas y quitarle sus equipos de trabajo, los secuestradores lo liberaron sin explicación alguna y sin devolverle sus equipos", detalló la empresa en el mensaje.

También a principios de año, Reporteros Sin Fronteras (RSF) pidió a la ONU que actúe ante las reiteradas violaciones a la libertad de prensa en Venezuela.

"La postura de RSF es que debe haber ahora una intervención urgente de Naciones Unidas para hacer retroceder los ataques contra la prensa", señaló entonces Balbina Flores, representante de RSF en México.

Por su parte, el diario español ABC dijo en abril que no solo la censura ha sido una amenaza para los periodistas en la Venezuela de Nicolás Maduro, también el hostigamiento, la vejación, la intimidación y la criminalidad socavan a quienes ejercen el oficio en “tiempos de dificultad y opresión”.

En los últimos años, los profesionales de la comunicación han sufrido ataques brutales y detenciones arbitrarias por parte del régimen chavista, acotó ABC.