Anciano abandonado por el régimen: "No tengo nada"

Pobre y enfermo, el anciano Antonio Palao Columbié se siente abandonado por el régimen cubano
Pobre y enfermo, el anciano Antonio Palao Columbié se siente abandonado por el régimen cubano
 

Reproduce este artículo

Antonio Palao Columbié es un anciano de 66 años abandonado por el Estado, que vive en un cuarto muy deteriorado, además de las enfermedades que padece.

El señor, residente en el municipio Banes, de Holguín, habita un cuarto improvisado en la periferia donde no hay servicios de agua ni electricidad.

Por lo anterior, debe cocinar lo poco que tiene el suelo y con carbón.

Palao Columbié declaró al medio Cubanet no tener nada. Recibe, tras el ordenamiento monetario, una pensión de 1260 pesos cubanos (50 dólares) -muy inferior al valor de la canasta básica- y no le alcanza.

Antonio presenta una grave infección en su pie derecho y no toma el medicamento adecuado hace cinco años debido a la imposibilidad de costearlo. 

La pobreza y el abandono estatal van en aumento en la Isla, y esta problemática se agudiza hacia la zona oriental.

A mediados de abril de este año, también se denunció otro caso de una familia en Holguín que vive en extrema pobrezasin vivienda ni trabajo.

 

"Estas personas necesitan de nuestra ayuda. Están viviendo en una placita en Holguín sin ni siquiera poder cubrir sus necesidades básicas, todo el que pueda ayudar con cualquier cosa será de una inmensa ayuda para ellos y sobre todo para esos angelitos que lo necesitan", expresó la usuaria Iliana Rojas en sus redes sociales.

Mientras la realidad pasa arrolladora, el régimen se empeña en ocultarlo. Recientemente aseguraron que "Cuba es  el segundo país del mundo con el índice más bajo de Pobreza Multidimensional".