"Yuca beneficiada": otro invento castrista para el pueblo trabajador

De los creadores del pan de calabaza, y la mermelada de marpacífico, ahora nos llega la yuca beneficiada, la más reciente arma del castrismo para hacerle frente a la crisis alimentaria
"Yuca beneficiada": otro invento castrista para el pueblo trabajador
 

Reproduce este artículo

Mientras los jerarcas del castrismo continúan dándose la mejor vida posible y la profunda crisis económica por la que atraviesa el país desde hace más de dos años no los ha afectado en nada, el pueblo sobrevive a duras penas y desde hace ya varios meses sufre una terrible escasez de alimento, para la que parece que el régimen no tiene solución, o no quiere tener.

Lo que si tiene la administración de Miguel Díaz-Canel son muchas propuestas que parecen sacadas de un libro de ficción, como esta que propone el oficialista periódico Juventud Rebelde en un artículo publicado este 21 de diciembre: Yuca beneficiada.

Para el Juventud Rebelde este nuevo invento es el resultado de que el régimen tenga puestos sus ojos en "aumentar producciones locales que permitan llevar diversos productos a la mesa de los consumidores", para lo cual destina esfuerzos a potenciar las llamadas minindustrias.

Según Osdany Castro Cano, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Integral Agropecuaria Sancti Spíritus, "este tipo de entidad es fundamental porque permite aprovechar todo lo que se obtenga en los campos, tanto en los inicios como a finales de cosecha", dijo refiriéndose a las minindustrias.

En efecto, en las minindustrias se utiliza todo lo que sale del campo, sin importar el estado en que se encuentre, de ahí que la mayoría de las veces la pasta de tomate no sea más que un líquido rojo, y las mermeladas de frutas parezcan hechas con cáscaras, y así con cada uno de los productos que se elaboran.

Entrando en detalles, Osdany Castro explica que "para el próximo año tenemos previsto introducir otras líneas de productos relacionados con el tema de las viandas, como tachino prefrito (tostones de plátano) y yuca beneficiada".

Lo que no aclaró el directivo es cuánto de estos productos están destinados al consumo de la cúpula castrista, o tan siquiera al sector del turismo; y no lo aclara, porque este tipo de elaboraciones, por su mala calidad, solo tienen un destinatario: el pueblo trabajador, el cual está obligado a consumirlas por no tener más opciones.

A la larga lista de dulces artesanales que salen de las minindustrias, vinagre criollo, y todo tipo de condimentos secos cargados con el primer sucedáneo que aparezca, ahora se le suma la yuca beneficiada, un producto que aún el castrismo no explica qué es, pero del que se puede intuir, con semejante progenitor, que no debe ser un manjar, porque además, que de serlo, no estaría destinado al consumo del pueblo, o al menos, no de una manera tan fácil.