Universitarios critican caravana del régimen y condenan represión tras 11J

Mediante una carta abierta a la que estudiantes en activo y egresados pueden sumarse a voluntad, los firmantes manifiestan su clara oposición a la caravana del 5 de agosto y la oleada represiva desatada tras el 11 de julio
Universidad de La Habana
 

Reproduce este artículo

Estudiantes y egresados universitarios de Cuba criticaron la caravana convocada por la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) el pasado 5 de agosto y condenaron la represión y ola de detenciones desplegadas tras las protestas populares del 11 de julio.

Mediante una carta abierta compartida en redes sociales, a la que estudiantes en activo y egresados en los dos últimos años pueden sumarse a voluntad, los firmantes manifiestan su clara oposición “a la realización del evento Caravana Victoria Popular, que tuvo lugar el pasado jueves 5 de agosto, convocado por la UJC y circulado por la FEU (Federación Estudiantil Universitaria)”.

El evento, convocado en la jornada en que se cumplían 17 años de la protesta popular conocida como el “Maleconazo”, fue visto por muchos como un explícito intento del oficialismo de evitar u opacar cualquier manifestación prolibertad o de oposición que pudiese celebrarse.

Un intento además negligente, en tanto obviaba la difícil situación sanitaria que atraviesa la isla, uno de los cinco peores países del mundo actualmente en los principales indicadores de propagación de la pandemia de coronavirus.

Desde el punto de vista visual, la caravana dejó claro cuánto ha mermado el apoyo del pueblo al régimen. Apenas reunió a centenares que contrastaron con los miles que espontáneamente se lanzaron a las calles el 11 de julio para demandar cambios y libertad.

Los firmantes de la carta están entre quienes se opusieron a la caravana. “Que una organización estudiantil circule esta convocatoria nos parece un acto de extrema irresponsabilidad, que no toma en cuenta la situación sanitaria por la que actualmente atraviesa el país”, dicen en la misiva.

“Le recordamos a la FEU que tiene el deber de proteger a los estudiantes, no de exponerlos al peligro epidemiológico en estos y otros actos públicos que se podrían llevar a cabo en el futuro, así como la obligación de canalizar las preocupaciones de sus miembros y darles respuesta”, agregan.

En la carta, los estudiantes, de la Universidad de La Habana y otras casas de altos estudios como la CUJAE, recuerdan la declaración que dio el estudiantado de la Facultad de Biología al llamado a la primera concentración de personas como acto de “reafirmación revolucionaria”.

Por eso, subrayan, “consideramos inadmisible que el alto mando de la FEU y de la UJC no haya tenido en cuenta la opinión de estos y de muchos otros miembros de sus filas que manifestaron su inconformidad con estas acciones imprudentes”.

Para los firmantes resulta inadmisible también que la FEU viole sus preceptos democráticos y representativos fundacionales, y se arrogue el derecho de emitir declaraciones en sus plataformas en nombre de todos sus miembros sin antes haberlas sometido a debate.

A este respecto, condenan que la declaración emitida el 14 de julio de 2021 en la página oficial de la FEU, sin firma, y que pretende hablar por la totalidad de sus miembros, aún permanezca en el sitio a pesar de que “muchos de ellos manifestaron su inconformidad en recientes reuniones del Consejo de la FEU de diversas facultades”. 

“Asimismo, denunciamos el uso que ha hecho la FEU de sus redes sociales, específicamente la eliminación de comentarios de la publicación en cuestión que expresaban disconformidad”.

“Exigimos que cualquier otra declaración de esta índole sea debidamente discutida por cada consejo estudiantil, de cada facultad, en la medida de lo posible. Todos los dirigentes de la FEU de cada nivel deben tener conocimiento previo sobre cualquier documento oficial que se publique, para así poder llevar a cabo la discusión pertinente de la mayoría de sus miembros”, demandan los estudiantes, con base en lo estipulado en el ABC de la FEU.

Los firmantes de la carta también dejan clara su oposición a “los encarcelamientos injustos que han sufrido muchas personas a raíz de las protestas del 11 de julio, de las cuales muchos eran jóvenes, algunos miembros activos de la FEU”.

“Condenamos asimismo los juicios sumarios que han sido llevados a cabo en algunos de estos casos. Reiteramos la oposición a esta terrible situación que ya se mencionó en carta abierta al Ministerio de Educación Superior”, concluyen.