Tras reunión con funcionarios del régimen, madre Amelia Calzadilla agradece a quienes la apoyaron

Tras más de dos horas en el Gobierno municipal de El Cerro, La Habana, la joven madre de 3 hijos famosa por denunciar en redes sociales, explicó que “no fue un interrogatorio”
 

Reproduce este artículo

La madre Amelia Calzadilla, cuyas denuncias de escasez y desatención del gobierno cubano se volvieron virales en redes sociales la semana anterior, agradeció este lunes a quienes la apoyaron en medio de los ataques de partidarios del oficialismo y medios estatales como Cubadebate.  

Tras una reunión de más de dos horas en la sede del Gobierno municipal de El Cerro, en La Habana, la joven traductora y madre de tres hijos explicó sobre las 5 pm en una transmisión en Facebook, que “no fue un interrogatorio” el encuentro para el que la citaron.

“Nadie me maltrató, ni yo maltraté a nadie. Nos mantuvimos en un plano de respeto”, afirmó Amelia Calzadilla, en un tono más calmado que sus videos anteriores. En las transmisiones que la hicieron famosa desde el jueves pasado, responsabilizó directamente a altos funcionarios del régimen como el mandatario Miguel Díaz-Canel, de que las familias cubanas no tuviesen gas para cocinar, ni acceso a alimentos, medicinas y zapatos para sus hijos, entre otras críticas.

Este lunes, dijo Calzadilla, en la sede gubernamental de El Cerro la esperaban “un grupo de compañeros”, entre ellos funcionarios de la administración municipal y representantes de las empresas de Gas Licuado y la de Gas Manufacturado. Según le explicaron, la reunión era para que ella “entendiese” por qué no le habían brindado el servicio durante estos 10 años.

“Aparentemente la escasez de recursos a la que se refieren no es de tuberías y otras cosas para instalación, si no el gas en sí”, y también cilindros (balitas), dijo Calzadilla. Le prometieron una próxima reunión con funcionarios del Ministerio de Energía y Minas.

No obstante, la joven dijo no estar satisfecha con ninguna de las respuestas y explicaciones, por lo que queda pendiente del otro encuentro prometido. “Yo lo que quiero ver es soluciones, respuestas que implique una solución inmediata”, dijo Calzadilla en redes sociales. En la reunión propuso un reajuste de la tarifa eléctrica para su barrio y los de otras “11 000 familias” que, según le dijeron los funcionarios, estaban en situación similar.

Según la madre, que rechazó hablar con la prensa extranjera acreditada en Cuba, tras conversar sobre su demanda de gas, se quejó del tratamiento dado por el oficialismo a su denuncia en redes sociales.

“Encontré en las redes sociales un espacio para exponer mi problema y que se le diera una solución. No pensé justificarme [en la reunión] por la atención que he recibido tras mi directa, sabiendo que la razón está de mi lado”, dijo Calzadilla.

Sin embargo, sí les hizo saber que habló en público tras acudir “a todas las entidades que guardaban relación con este problema y nadie les ha encontrado una solución”. También dijo que su segunda directa viral la hizo por el asedio que sintió contra ella por parte de partidarios del oficialismo en redes sociales y la prensa estatal.

“Lo que no puedo tolerar y entiendo como una agresión directa es, por ejemplo, que Cubadebate, un espacio oficial, me acuse sin pruebas, sin evidencias, de que estoy financiada por alguien o me hayan comprado”.

Agradeció a las personas que le ofrecieron ayuda en los últimos días, “cualquiera que haya sido, sea de cuba o no, sea una persona cercana a mí o no (…), cualquier persona que hizo que yo no me sintiera intimidada y sola”.

“No tengo palabras para mostrar gratitud ante quienes me han defendido porque entienden que he actuado con honestidad y veracidad”, agregó en el video. Se comprometió en mantener a los cubanos “al tanto de mi salud y mi estado emocional”, y de cualquier otra citación que reciba. Por ahora, asegura, le dará prioridad a sus hijos.

“Me he sentido apoyada y querida”, concluyó la madre que durante los últimos días simbolizó el descontento de otras familias con la miseria y la persecución de la libertad de expresión en Cuba.

Recomendaciones

 

Relacionados