Tornado en Maisí dejó al menos 13 viviendas sin techo
Una tormenta local severa con un tornado, azotó el domingo una comunidad rural en Maisí, de la oriental provincia de Guantánamo. El estrago del tornado prolonga la precariedad de varios cubanos en la apartada región
 

Reproduce este artículo

Unas 13 viviendas afectadas, cinco más que las ocho del reporte inicial, dejó la tormenta local severa que provocó un tornado en la tarde de este domingo 17 de mayo en una comunidad rural de Maisí, provincia de Guantánamo.

El estrago del tornado prolonga la precariedad de varios cubanos en la apartada región. Provocó el derrumbe total de una vivienda, y la destrucción de lo que el medio de comunicación estatal llama “una facilidad temporal”: construcción provisional levantada para aquellos que “todavía se recuperan del paso del huracán Mathew por ese municipio en octubre de 2016”, a quienes el gobierno no les ha garantizado una vivienda luego de 4 años de perder la suya por el ciclón.

El medio de propaganda del Partido Comunista local no da detalles de los afectados, pero en las fotos publicadas en redes sociales se puede ver a dos niños de pocos años de edad en lo que se supone fue su precaria vivienda, ahora sin techo. También a mujeres y ancianos frente casas muy pobres, parcialmente derruidas.  

Además, el evento meteorológico ocurrido en la zona de Charrasco, del Consejo Popular de Vertientes, municipio de Maisí, ocasionó daños al tendido eléctrico y la agricultura. En la provincia más oriental de Cuba no se reportaron pérdidas de vidas humanas, según el periódico oficial Venceremos.


En varias imágenes y videos del paso del tornado por esta localidad del oriente del país, muestran las viviendas sin techos y parte de sus estructuras dañadas, plantaciones devastadas y árboles arrancados de raíz.

El tornado de este domingo, que ocurrió luego de la 1 p.m., también dejó sin techo de forma parcial a ocho hogares y total a otros dos, y afectó la cubierta de la casa social de una cooperativa agrícola de créditos y servicios, así como la estructura de una carpintería.

Roeldis Ramos Tomasen, presidente del Consejo de Defensa Municipal de Maisí, declaró al periódico que las principales plantaciones dañadas fueron el café, el plátano y el ñame. La fuente oficial, inicialmente evaluó los estragos en la agricultura en unas cinco hectáreas devastadas por el fenómeno climático.

Ramos Tomasen aseguró que tras conocerse el acontecimiento -ocurrió cerca de la 1:30 pm- “de inmediato las principales autoridades” del régimen en la zona y directores de diversas empresas estatales en la localidad se presentaron en el lugar de los hechos para “evaluar los daños y tomar decisiones”.

El periódico oficialista informa que “se trabajó de inmediato en verificar la salud de los pobladores y en el restablecimiento de la electricidad”, y este lunes una comisión del gobierno de la provincia también se encontraba trabajando en la zona.


Chely Tamayo, fotorreportero residente en Maisí, tomó los primeros testimonios de los pobladores y los publicó en Facebook. Los vecinos de Charrasco explicaron que primero ocurrió un relámpago y vieron una nube negra y en cuestiones de segundos ya estaban “volando cosas por el aire, con un ruido estremecedor”.

Según el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología de Cuba el mes de mayo es el más activo en cuanto a tormentas locales severas en el país –que se extienden a todo el verano-, fenómenos que aparecen por la combinación de factores que generan inestabilidad atmosférica, entre ellos la diferencia significativa entre humedad relativa y temperatura en la troposfera.

Las tormentas locales severas ocurren de forma repentina y casi siempre en horario vespertino, con la posibilidad de presentar lluvias fuertes, tornados, trombas marinas o vientos de hasta 92 kilómetros por hora. Pueden causar muchos daños y son difíciles de predecir.

 

 

En lo que va de 2020 este es el cuarto tornado que se reporta en el país. A principios de febrero se registró el primero en la carretera de Tapaste, San José de las Lajas, provincia Mayabeque, a un año del que azotó fuertemente a la capital cubana y ocasionó 3 muertos, más de 170 heridos, y severos daños materiales.

En mayo, se han reportado dos tornados en la provincia de Ciego de Ávila: uno en Florencia que afectó varias viviendas y el otro en la Loma de la Carolina, ubicada a más de 10 km al nordeste de la ciudad cabecera, en el centro del país. Se registraron nubes de tormenta que llegaron a tener máximo de 12 kilómetros de altura.

Este domingo, también se registraron 21 sismos, algunos de ellos perceptibles por la población, sentidos en los municipios de Guamá, Palma Soriano, Tercer Frente, Contramaestre y Santiago de Cuba, de la provincia de Santiago de Cuba, en los municipios de Media Luna, Bayamo y Bartolomé Masó de la provincia Granma y en la ciudad de Guantánamo. El mayor de ellos tuvo una magnitud de 4.6 y se registró a las 4:47 pm.