EEUU condena detenciones de manifestantes por apagones en Baracoa

Al menos ocho jóvenes que protestaron contra los cortes de electricidad en la oriental ciudad de Baracoa, provincia Guantánamo, se encuentran en una cárcel a la espera de juicio.
EEUU condena arresto de manifestantes en Cuba
 

Reproduce este artículo

La Embajada de Estados Unidos en La Habana condenó este viernes la detención de jóvenes cubanos que protestaron en Baracoa contra la gestión gubernamental de la crisis energética.

“Cuba respondió con la fuerza a más protestas de apagones el viernes pasado en Baracoa y luego detuvo a 8 manifestantes, violando sus derechos humanos de libertad de expresión y reunión”, denunció en su  cuenta oficial de Twitter la representación diplomática.

“Pedimos su liberación y la de todos los manifestantes del [levantamiento del] 11J”, agregó la Embajada de EE. UU. en Cuba.

Al menos ocho jóvenes que protestaron contra los cortes de electricidad el 15 de julio en la oriental ciudad de Baracoa, en la provincia Guantánamo, se encuentran en la cárcel Combinado Sur a la espera de juicio, informó esta semana Radio Martí.

Los arrestos comenzaron al día siguiente de la manifestación y continúa la investigación policial, informó al citado medio el periodista independiente Yoel Acosta Gámez, quien tuvo acceso a varios de los familiares de los encausados. Richard Sánchez, Dariannis Guerra, Uvensy Matos, Kepler Navarro, Misael Pon, Irioldis Barrabia, Noger Paumier y Ylder Columbie están siendo procesados por los supuestos delitos de “desorden público” e “incitación a delinquir”.

“Hasta el momento tenemos 26 detenidos, y estaban citando a otras personas, es decir, todo el personal que ellos han visto en los videos que se encontraban en la manifestación, la policía los está citando e interrogando, pero como no hay capacidad para mantenerlos detenidos en la estación de Baracoa, les están dando fechas para que se presenten”, señaló el comunicador independiente.

Según Acosta Gámez, la protesta ocurrió cerca de la medianoche del 15 de julio, después de que, durante todo el día, el régimen realizara un festejo en conmemoración de la efeméride castrista del 26 de julio, que se aproximaba. El detonante de la manifestación fue un apagón nocturno.

El reportero dijo que fue “una protesta fuerte, en la que se gritaron consignas como abajo Díaz-Canel, no más hambre, que estaban cansados, que querían un futuro mejor”. De acuerdo con Gámez, cuando los manifestantes fueron “agredidos por varios policías, le tiraron piedras al auto patrullero y les tiraron botellas, y resultó herido un policía”.

Durante las últimas semanas se reportaron protestas aisladas en Cuba debido a los cortes constantes del servicio eléctrico. Se han documentado en imágenes las protestas en el municipio Los Palacios, de la provincia Pinar del Río; en el consejo popular “Central Australia”, del municipio Jagüey Grande (Matanzas); y la ocurrida en la ciudad de Caibarién, en Villa Clara.

El ministro de Energía y Minas, Liván Arronte, dijo en la televisión oficial que “en el mes de junio se trazó una estrategia para cubrir la demanda en los meses de verano”, pero que el reciente incendio en la termoeléctrica de Felton, en Holguín, dio al traste con esos planes, y que esta situación “no tiene solución” a corto plazo.

Según el funcionario, las reparaciones que se necesitan demorarán “más de un año”, lo que implica que los apagones no van a cesar durante el verano, ni durante lo que resta del 2022.