Madre cubana de Guantánamo reclama alimentos a Díaz-Canel

La cubana Yadiuska Domínguez acusó al mandatario de estar "matando de hambre" a los moradores de su comunidad, donde los niños ni a la escuela van por falta de comida, afirmó.
Madre cubana reclama alimentos a Díaz-Canel. Foto: Facebook/Yadiuska Dominguez
 

Reproduce este artículo

La madre cubana de tres hijos pequeños Yadiuska Domínguez se dirigió recientemente al presidente designado del régimen cubano, Miguel Díaz-Canel, para reclamarle alimentos para sus niños y una mejoría de las condiciones precarias bajo las que viven en su comunidad, en el municipio Maisí, provincia de Guantánamo.

“Díaz-Canel, ven a Maisí a ver la situación en la que estamos viviendo, que los niños ni a la escuela van, no tienen qué desayunar, qué almorzar ni qué comer… ¡Díaz-Canel, nos estás matando de hambre!”, dijo Domínguez a través de una directa en Facebook.

Según explicó, en su comunidad los vecinos no aguantan más el hambre y el abandono de las autoridades, así como los apagones de seis y siete horas a los que los están sometiendo.

“No te importa el pueblo, porque tú y tu familia lo tienen todo resuelto y no pasan hambre”, dijo Domínguez al mandatario, a la vez que anticipó que en su comunidad la gente “se va a echar pa’ la calle” por la precariedad.

“Ustedes no saben el dolor y la rabia que siente una madre en esta situación”, subrayó Domínguez, residente en la comunidad Los Adriano-Galano-Cautín, creada por autoridades del régimen en la provincia más oriental de la isla en 2020 para alojar a familias damnificadas por el paso del huracán Matthew.

La comunidad, denunció Domínguez, no cuenta con bodega, por lo que los vecinos deben recorrer largas distancias para ir a comprar el pan normado y otros alimentos de la libreta de abastecimiento a los antiguos poblados en los que residían.

“Nos ponen el agua cada 20 y pico días… No hay escuela… Hay vecinos que tienen que buscar su pan en la bodega de los pueblos donde vivían… Nos metieron en una comunidad donde no hay ni una bodega… Una comunidad donde no permiten un fogón de leña y lo hemos hecho ‘a timbales’ porque si no, no comemos”, expuso.

Domínguez también pidió apoyo y ayuda a los dirigentes de Maisí. “¡Se están desmayando los niños en las escuelas, de hambre!”, condenó.

“Todo lo que presentan en el Noticiero es mentira. Ni con dinero uno encuentra nada en este municipio de Maisí… ¡Una lata de malanga a 1000 pesos!… En esta situación estoy yo, que soy madre; pero también hay viejitos, uno que va en silla de ruedas. ¿Dónde está el azúcar, el arroz, el aceite?… No hay ni guineos”, lamentó la madre, que recordó al mandatario cubano que ella y sus hijos tienen los mismos derechos que los miembros de la cúpula castrista.

“Díaz-Canel, ¡yo tengo los mismos derechos que tú! ¡Yo soy cubana igual que tú! ¡Tú eres padre y abuelo, pero no pasas trabajo para darle de comer a tu familia!”, aseveró Domínguez.

Cada vez más madres cubanas hacen uso de las redes sociales para reclamar atención gubernamental y una mejoría de la situación de precariedad o escasez en la que viven. Un caso muy notorio fue el de la habanera Amelia Calzadilla, quien pidió una disminución de la costosa tarifa eléctrica que se veía obligada a pagar por tener que cocinar con electricidad ante la falta de gas en su zona y expuso las diferencias entre las familias cubanas trabajadoras y la dirigencia del régimen.