Ulises Toirac critica “gozadera y musicanga” durante luto por explosión del Saratoga

“Está más allá de la falta de sensibilidad y respeto. Abarca la falta de razón y vergüenza”, dijo el popular actor y comediante
Ulises Toirac critica fiesta en medio de luto por Saratoga. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El actor y comediante Ulises Toirac criticó este miércoles la “gozadera y musicanga” festiva en días en que la mayoría de los cubanos guardan luto por las víctimas de la explosión del Hotel Saratoga en La Habana.

“Está más allá de la falta de sensibilidad y respeto. Abarca la falta de razón y vergüenza. ¿Gozadera y musicanga con 40 compatriotas muertos? ¿Decenas de heridos muchos con secuelas para toda la vida?”, expresó en Facebook el popular artista.

“¿Con los rescatistas aun trabajando? ¿Con la memoria fresca? ¿Con la gente de luto (sin ordenanza) y el mundo enviando mensajes de condolencia? ¡Coño, pero qué jodidos estamos!”, agregó el intérprete del conocido personaje de Chivichana.

Aunque Ulises Toirac no lo menciona explícitamente, muchos de sus seguidores interpretaron el mensaje del humorista como una crítica al gobierno que no ha decretado duelo nacional y al gobernante Miguel Díaz-Canel, quien organizó el domingo un banquete y concierto para agasajar en La Habana a su aliado político Andrés Manuel Lopez Obrador, presidente de México.

La usuaria Tania Carbonell comentó en el post de Toirac: “Hace rato que estamos jodidos, hay que parar, Cuba se derrumba en un segundo tantas pérdidas humanas y a ellos no les importa. Es una falta de respeto súper grande, indolencia, falta de valores, de ética, las madres cubanas no pudimos celebrar nuestro día por el dolor tan grande que esto ha causado a Cuba”.


“Eso mismo pensé cuando leí al respecto, si quien nos dirige está así que dejaremos para los demás”, opinó Ileana Rodríguez Benavides, apuntando claramente al mandatario y primer secretario del Partido Comunista.

“Es triste, cuando lo que deberían hacer es declarar un duelo nacional por las vidas que se perdieron, ¡Pero claro! Ya se justificó el accidente y ya lo demás no les interesa. Este país duele no solo por la carencia de cosas materiales y básicas, ya hasta los valores y la empatía se están viendo ausentes y la falta de eso es peor que cualquier falta material”, comentó Dainel Manresa Díaz.

“Y lo peor es que la vida sigue igual. Los sinsabores se agigantan cada vez más y nada cambia. La prepotencia es mucha y más cuando tenemos quienes dependen de una, porque si no serían más voces alzándose. ¡Es mucho con demasiado Dios mío!”, expresó Mary Julia Guevara Ortiz.

Según Adel Alfonso Quicutis “el primero que no respeta es el gobierno que no fue capaz de decretar el duelo nacional con semejante tragedia y todo porque venía la última Coca-Cola del desierto, como siempre anteponiendo sus intereses por delante del sentir de todo un pueblo”.

Por su parte, Reynier Hernández cree que en Cuba “estamos más que jodidos, cuando los que dirigen sólo les importa la politiquería y nada más. Claro, cómo iba declarar duelo nacional si con ello iba a tener que suspender la guaracha que le tenía preparada a AMLO cuando lo que tenían que haber hecho haber ido junto a los hospitales a conocer el estado de los heridos, abrazar a las madres, hermanos, hijos en fin a todo aquel que perdió a un ser querido”.

Hernández agrega que la isla se ha convertido en un “asco de país” donde obligan a “soportar una partida de ineptos que nos han llevado a la peor crisis habida”.

La Presidencia de Cuba confirmó este 11 de mayo que han muerto de 43 personas, entre ellas cuatro niños, por la explosión que se produjo el viernes en el Hotel Saratoga, supuestamente por una fuga de gas. Al menos 16 heridos continúan hospitalizados.

A pesar de las peticiones de duelo nacional que han hecho los cubanos desde la tragedia del viernes pasado, el domingo Díaz-Canel ofreció un banquete y concierto a la delegación del presidente mexicano.

Martín Borrego Llorente, director general para América del Sur de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, publicó este lunes en Twitter una imagen que, según el funcionario, “recoge muy bien el espíritu de camadería (sic) que prevaleció a lo largo de la gira presidencial a Guatemala, Honduras, El Salvador, Belice y que tuvo su cierre de oro en Cuba”.

Borrego se hizo un selfie abrazado “aquí con el presidente Díaz-Canel, [el] subsecretario [de AMLO para América Latina y el Caribe] Maximiliano Reyes Zúñiga y los embajadores de México y Cuba”. Al fondo de la imagen se observa a miembros de la Orquesta Faílde y a su director, Ethiel Faílde, junto a tumbadoras y otros instrumentos de la banda.

Participaron en la fiesta, entre otros invitados, la esposa del presidente mexicano, Beatriz Gutiérrez Müller, los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, y de Marina, Rafael Ojeda, según informó el periódico La Jornada.

Con “piezas de chachachá, mambo, trova y danzón”, se “rompió la formalidad que desde temprano privó (sic) en la visita de trabajo de López Obrador a Cuba”, agregó el medio.

Sobre el evento festivo, omitido por la prensa oficial cubana, el diario mexicano El Universal explicó que la cena fue servida en el llamado Palacio de la Revolución, donde horas antes el presidente mexicano había recibido la Orden José Martí, máxima distinción en la isla, que el régimen ha entregado a sus aliados políticos; entre ellos, varios dictadores.