Ferrer: "Si eres cuentapropista debes ser partidario de la tiranía"

“Si quieres ser 'cuentapropista' debes ser partidario de la tiranía, o debes fingir que lo eres, o al menos debes dejar muy claro que no piensas en libertad, democracia y DD.HH”, afirmó el opositor y ex prisionero político cubano José Daniel Ferrer
Negocio no estatal en Cuba de renta de casa. Foto: Alliance/DPA
 

Reproduce este artículo

Tras las recientes declaraciones del gobernante cubano Miguel Díaz-Canel sobre que el sector privado era propiedad del régimen, el opositor y ex prisionero político José Daniel Ferrer afirmó que en la isla castrista “si quieres ser 'cuentapropista' debes ser partidario de la tiranía”.

“(…) o debes fingir que lo eres, o al menos debes dejar muy claro que no piensas en libertad, democracia y DD.HH. Pero si no tienes buen padrino con poder, te será muy difícil hacer un peso”, refirió el coordinador general de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en su cuenta de Twitter.

En una reunión presencial con otros funcionarios castristas este jueves 15 de abril, el presidente designado de Cuba, aseguró en un mensaje autoritario, que "la Revolución no va a entregar el sector no estatal al enemigo".

Según publicó el periódico oficialista Granma, Díaz-Canel señaló además que "el sector no estatal es nuestro. Está contemplado como un actor económico en el proceso de desarrollo socialista del país, y tenemos toda la capacidad para, de conjunto, trabajar y aportar (...) al Plan de desarrollo económico y social, y a la Visión de la nación".

De acuerdo con el gobernante, es 'el enemigo' quien trata de fracturar la relación entre sector estatal y privado, y no el propio régimen de la Isla que limita el libre desarrollo de estos últimos.

"Muchas veces el enemigo ha insistido o ha dejado entrever que, manteniendo el bloqueo, favorece fuentes de financiamiento al sector no estatal, lo cual es un planteamiento totalmente descarado, porque todo el pueblo cubano sufre el bloqueo; sin embargo, cuando el gobierno cubano toma una decisión para tratar de satisfacer las necesidades de la población, no distingue entre trabajadores estatales y no estatales. Aquí trabajamos con el concepto de pueblo".

Estas palabras de Díaz-Canel pudieran constituir una respuesta a las peticiones realizadas por la plataforma Cuba Humanista esta semana. El documento titulado "Medidas para el inicio de la recuperación económica desde el emprendimiento", coordinado por el asesor de negocios, Mike Nasser, busca la reactivación inmediata de la economía mediante apoyo decidido a las iniciativas no estatales.  

Dueñas de "Clandestina" hacen reclamos a Biden pero no a la dictadura cubana

 

La cubana Idania Del Río y la española Leire Fernández, dueñas de la tienda “Clandestina”, afirmaron recientemente que tienen toda la esperanza en que las políticas del presidente estadounidense Joe Biden hacia Cuba, ayuden a levantar la caída de su negocio.

“Con que Biden permita viajar a Cuba, dé una imagen de Cuba como un país amigo... ya es un cambio radical para las cajas de los emprendedores”, dijo a The Associated Press, Fernández, de 44 años, en referencia a los propietarios de pequeños negocios.

Estas declaraciones fueron cuestionadas en redes sociales pues les señalan que le hacen exigencias a Biden​ pero no le exigen nada al régimen cubano.

Clandestina le pide cosas a Biden pero no le exige nada a la dictadura. Además hay denuncias de que colaboran con la represión”, cuestionó el comunicador Norges Rodríguez en Twitter.

Algunos las han tildado de oportunistas para salvar sus negocios:

“Indignante, cobarde y oportunista la actitud de Idania y Leire, postrándose ante la dictadura cubana para salvar su negocio, ignorando la situación de represión y falta de libertades del pueblo que les ha permitido prosperar en su negocio. Me parece perfecto que se les boicotee”, opinó el usuario de Twitter Carlos F. Torres.

Meses atrás la compañía de moda independiente de la Isla fue cuestionada por no tomar una postura clara respecto a la represión en la isla, especialmente con el hostigamiento al Movimiento San Isidro.

Los usuarios apuntaron entonces a que sus dueñas se atrevieron a hacer peticiones al expresidente Barack Obama, al senador cubanoamericano Marco Rubio y a la poderosa marca Zara,​ pero no al régimen cubano.