"Te tiro una chancleta": castrismo organiza conga contra la diversidad de pensamiento

Con frases soeces, el Ministerio de Cultura, que supuestamente vela por los valores de la cubanidad, hace un elogio descarado de la intolerancia y llama a la violencia contra el que piensa diferente
"Te tiro una chancleta": castrismo organiza conga contra la diversidad de pensamiento
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano da publicidad en varios espacios a una conga contra la diversidad de pensamiento, que hace elogio de la intolerancia en un lenguaje vulgar y ramplón.

Bajo el título “Con Cuba no te metas”, el diario oficialista Granma publica la letra de esta conga redactada por el humorista Alejandro García “Virulo”. Algunos fragmentos: “El que tenga confusión que se confunda. El que quiera claridad que venga a ver”.

“La jugada no es compleja ni profunda. Está claro cómo quieren proceder. Solo falta que nosotros los dejemos. Y eso no va a suceder”, continúa la seguidilla musical, que contará también con un videoclip. Algunas imágenes de su filmación fueron compartidas en la página del Ministerio de Cultura (Mincult).

Esa misma institución ofrece lo que parece ser una “adaptación” de la letra, para hacerla aún más agresiva. “A Santiago y a La Habana se respeta”, “si te metes yo te tiro una chancleta”, son algunos de los añadidos que comparte el Mincult para hacer más “popular” este engendro castrista.

En el video compartido por la institución que debe proteger y fomentar la cultura en Cuba, aparece un despliegue de músicos, bailarines, equipos de grabación musical en el Prado de la capital.


Al parecer varias agrupaciones fueron convocadas para hacer el videoclip, lo que hace pensar en el gasto de recursos que lleva esta conga en medio de una crisis económica que tiene a Cuba al borde de otro periodo especial.

También se observa aglomeración en el famoso Paseo del Prado, en abierta violación de las medidas de distanciamiento social decretadas para detener la pandemia de coronavirus.

El castrismo desató una contracampaña mediática desde noviembre, cuando dos protestas ocurridas casi al mismo tiempo, la del Movimiento San Isidro y el plantón frente al Ministerio de Cultura, señalaron la falta de libertades en Cuba.

Los ataques incluyen actos de repudio, movilización de la prensa oficialista contra opositores y críticos, vigilancia policial sobre disidentes, arrestos, amenazas y ahora este tipo de actividades “culturales”.