Suspenden servicios de especialidades en hospital provincial de Ciego de Ávila por brote de coronavirus
Ante la falta de contención de la COVID-19 en el principal hospital avileño, las autoridades decidieron reorganizar los servicios de especialidades entre diferentes centros y áreas de salud
Hospital Provincial Docente Antonio Luaces Iraola
 

Reproduce este artículo

Autoridades de la central provincia de Ciego de Ávila decidieron suspender servicios en el Hospital Provincial Docente Antonio Luaces Iraola ante la imposibilidad de cortar los contagios de coronavirus en la entidad, donde aún permanece abierto un evento de transmisión institucional.

La compleja situación epidemiológica de la provincia y su principal centro hospitalario obliga a profundizar la medida de cuarentena modificada que ya regía en el hospital, donde sólo se mantendrán activos el Cuerpo de Guardia, los servicios de Emergencia, los salones de cirugías de urgencias y el servicio de Cuidados Intermedios e Intensivos, entre otros considerados vitales. 

Así lo explicó al periódico oficialista Invasor el doctor Maydel Pérez Ávila, funcionario de Hospitales de la Dirección Provincial de Salud, quien adelantó que el resto de los servicios de Especialidades se brindarán ahora a nivel de áreas de salud, en otros establecimientos médicos de la provincia como policlínicos.

Según el galeno, la decisión refuerza algunas acciones que desde marzo venían potenciando la atención en las comunidades y áreas de salud, a fin de disminuir la carga de pacientes en los dos hospitales principales de la provincia. Una de estas acciones fue el incremento de las frecuencias de varias consultas especializadas en todos los policlínicos.

El Invasor detalla en su reporte dónde pasarán a brindarse las consultas y servicios de otras especialidades, en tanto se supera la contingencia sanitaria del Luaces Iraola, que no ha podido hacerlo con un régimen de cuarentena en el que seguía operando con una ocupación del 80 a 90 por ciento.

De acuerdo con Pérez Ávila, con dicha ocupación se atenta contra la efectividad de acciones de limpieza y desinfección. Por eso, la suspensión y reorganización de servicios, con estricto rigor y criterio médico a decir del funcionario, busca disminuir a un 50 por ciento la cantidad de hospitalizados en el referido centro.

Para ese fin son necesarios también la disciplina y el cumplimiento de disposiciones como la prohibición de las visitas, puntualizó el doctor, que afirmó que para cortar la trasmisión intrahospitalaria se está practicando el examen PCR al 100 por ciento de los pacientes, personal médico, paramédico y de servicios.

Este domingo las autoridades sanitarias de Cuba reportaron 36 nuevos casos de coronavirus, 16 de los cuales correspondieron a la provincia de Ciego de Ávila, la de peor situación epidemiológica en las últimas dos semanas junto a La Habana.