Pobladores de Sierra Maestra no tienen electricidad, pero les llega factura eléctrica

Por insólito que parezca, en un poblado rural de la Sierra Maestra hay un grupo de pobladores que no tienen electricidad, pero eso no impide que la empresa eléctrica estatal continúe enviándoles una factura de consumo
Ocujal del Turquino, poblado en Sierra Maestra. Foto: Tomada de Mapio.net
 

Reproduce este artículo

Por insólito que parezca en Ocujal del Turquino, poblado ubicado en la Sierra Maestra y perteneciente al municipio Guamá (provincia Santiago de Cuba), hay un grupo de pobladores que no tienen electricidad pero eso no impide que la empresa eléctrica continúe enviándoles una factura de consumo.

Según una carta enviada por el residente local René Chacón Ramos a la redacción del oficialista periódico Granma y publicada el pasado 30 de abril, esta situación que viven los habitantes de Ocujal del Turquino se debe a que la hidroeléctrica encargada de generar la electricidad del territorio colapsó.

"La situación por la paralización de la planta de generación hidroeléctrica El Dian, de Ocujal del Turquino, empeora cada día más. No tenemos electricidad porque un rodamiento colapsó, y sin embargo han llegado facturas de cobro de corriente".

Chacón Ramos explica en su carta que la rotura se debe a que "esta planta tiene más de 40 años de explotación, no ha recibido ninguna inversión en su generador, el cual ya no aguanta la cantidad de usuarios que tienen equipos eléctricos".

Asimismo señala que los problemas con la hidroeléctrica han venido produciendo roturas de diferentes equipos electrodomésticos a muchos de los vecinos del lugar, "producto del sube y baja del voltaje tan malo que genera".

Por último añade en su misiva que "el asunto se arrastra año tras año, porque si llueve se rompe, si no llueve y hay sequía también se rompe. Pienso que los organismos competentes deben seguir el tema en este consejo popular, con una población significativa".  

A lo anterior hay que agregar que en medio de la terrible crisis alimentaria que sufre el país, los residentes de Ocujal del Turquino deben estar pasando mucho trabajo para conservar los alimentos, sobre todo los cárnicos, que aunque sean escasos, cuando aparecen, se hace necesario tenerlos a buen recaudo para administrarlos de la mejor manera en la penosa tarea de matar el hambre.

Lamentablemente para estos santiagueros, el castrismo es muy lento en darle solución a problemas como este, pero si el caso fuera el de unos vecinos que se niegan a pagar la factura de electricidad debido al aumento que con la llamada Tarea Ordenamiento sufrió ese servicio, la respuesta sería otra, y podría ir desde el retiro de esa prestación, hasta grandes multas, que para como está el costo de vida en el país, representarían un problema probablemente igual o mayor.