Asfixiantes e injustos, así hallan los cubanos los nuevos precios de la electricidad

El aumento de la tarifa eléctrica en más de cuatro veces para el sector residencial es una de las medidas anunciadas que más disgusto está causando entre los cubanos
La nueva tarifa dilapidará gran parte de los incrementos salariales anunciados
 

Reproduce este artículo

Entre las medidas anunciadas como parte de la llamada “Tarea Ordenamiento”, que busca la unificación monetaria y cambiaria en Cuba, el aumento de la tarifa eléctrica en más de cuatro veces para el sector residencial es una de las que más disgusto está causando entre los cubanos, que hallan “asfixiantes e injustos” los nuevos precios que tendrán que pagar por el servicio eléctrico.

Calificativos como esos abundan en los comentarios al post mediante el que la Unión Eléctrica (UNE) de Cuba compartió la nueva tarifa eléctrica del sector residencial, la cual entrará en vigor a partir de enero. Asimismo, muchos observan que sólo en el pago de la canasta básica y el consumo de electricidad ya quedará dilapidado todo el incremento salarial anunciado, potencialmente insuficiente dada la inflación prevista por la crisis de oferta o escasez aguda que está padeciendo el país.

“Es necesario el ahorro energético, pero me parece que se debe analizar mejor las tarifas que se proponen, están desproporcionadas en correspondencia con las tarifas actuales… Es demasiado excesivo las tarifas que van a entrar en vigor, una gran porción del salario que van a subir se gasta en la factura eléctrica”, comentó en el post el usuario identificado como Hansel L. Valdés.

Magaly Pérez coincidió en que están “excesivamente elevadas esas tarifas”. “Espero que quien diseñó esto tenga en cuenta la opinión del pueblo que dicho sea de paso no se consultó en este sentido. Se habla de la subida de precios y salarios y lo veo más o menos asequible, pero aquí sí que se les fue la mano, sin mencionar lo mal que están las líneas eléctricas, que provocan innumerables averías”, escribió.

Para el usuario identificado como Willy Paz, las nuevas tarifas prohíben aún más que las actuales que los comunes tengan cómo enfrentar el calor. “Este mes 585Kw, hubiéramos pagado 3080 pesos de luz, la mitad de nuestros potenciales salarios y la otra mitad en la canasta básica. NO HICIMOS NADA, los comunes no podemos simplemente tener y usar aire acondicionado”, sentenció.

La tarifa que se hará vigente a partir de enero, por acuerdo del Consejo de Ministros hecho público este 10 de diciembre en la Gaceta Oficial de la República, establece un costo de 40 centavos para los primeros 100 kWh de consumo en los hogares de la isla.

Los siguientes 50 kWh tendrán un costo de 1,30 pesos, mientras que los del tramo de 151 a 200 valdrán 1,75 y tres pesos los ubicados entre 201 y 250. Así, respecto a la tarifa precedente, todos los tramos incrementan su costo en poco más de cuatro veces.

Para los grandes consumidores, cuyo uso de la electricidad rebasa los 5000 kWh por mes, el incremento es de cinco veces. Estos tendrán que pagar 25 pesos cubanos por cada kWh que consuman más allá del referido tope.

Varios de los que han dirigido comentarios a la UNE sugieren que la elevación en más de cuatro veces de los precios actuales aplique sólo para aquellos núcleos con un consumo superior a los 1000 kWh, ya que la elevación de todos los tramos de consumo mermará los ingresos de todos los núcleos, al punto de desproveerlos de liquidez para afrontar la compra de otros bienes o servicios.