Seguridad del Estado detiene a activista Claudia Genlui cuando intentaba llegar hasta la sede del MSI
La activista Katherine Bisquet compartió en redes sociales el video donde se observa a lo lejos cómo los agentes se llevan a la curadora de arte.
Claudia Genlui
 

Reproduce este artículo

Fuerzas de la policía y la Seguridad del Estado detuvieron este 25 de noviembre a la activista Claudia Genlui cuando intentaba ingresar a la sede del Movimiento San Isidro, en el municipio capitalino Habana Vieja.

La activista Katherine Bisquet compartió en redes sociales el video donde se observa a lo lejos cómo los agentes se llevan a la curadora de arte. Bisquet es una de las huelguistas acuarteladas en San Isidro en protesta por la detención del músico contestatario Denis Solís.

En la sede del Movimiento permanecen atrincherados alrededor de quince cubanos, activistas por los derechos humanos, artistas y periodistas independientes, en reclamo a la liberación del joven rapero contestatario Denis Solís, detenido arbitrariamente y encarcelado tras un juicio sumario bajo cargos fabricados y sin garantías legales.

Allí se encuentran haciendo huelga de hambre y sed por más de 140 horas: Luis Manuel Otero Alcántara (artista) y Maykel Osorbo (rapero); y en huelga de hambre: Esteban Rodríguez (activista), Iliana Hernández (periodista independiente), Osmani Pardo (activista) y Katherine Bísquet (poeta/72 horas).

La salud de dos de ellos, Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo, se deteriora a ojos vistas, según reportes de médicos que los atendieron. El acceso a la sede del MSI está restringido; la víspera, reporteros y diplomáticos intentaron entrar, pero fueron detenidos por una turba ligada al régimen y agentes de seguridad.

Los miembros del MSI sostienen que la presión internacional es indispensable para lograr la liberación del músico contestatario Denis Solís, principal reclamo de los manifestantes. Solicitan sobre todo la presión de organizaciones como la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y la Unión Europea.

No hay manera de saber si el régimen contestará positivamente a estas presiones, pero, en lo que va de año, ya cedió cuando la sociedad civil cubana y la comunidad internacional pidieron la liberación de José Daniel Ferrer y Luis Manuel Otero Alcántara, injustamente encarcelados como Solís.

Los activistas concentrados en la Habana Vieja cuentan con la solidaridad de otros movimientos opositores locales, varios políticos estadounidenses y organizaciones como Amnistía Internacional o Cuban Prisoners Defenders, y otros grupos de la sociedad civil cubana.