Rector de la Ermita de la Caridad se solidariza con el Movimiento San Isidro
El rector de la Ermita de la Caridad en Miami se solidarizó con el Movimiento San Isidro con una carta publicada en la página oficial del santuario religioso en Facebook
Ermita de la Caridad de Miami apoya al MSI
 

Reproduce este artículo

El Rector de la Ermita de la Caridad, ubicada en Coconut Grove, Miami, se solidarizó con el Movimiento San Isidro a través de una misiva publicada en el perfil oficial del santuario religioso en Facebook.

“La Doctrina de la JUSTICIA Social de la Iglesia Católica Romana y Apostólica EXIGE que se respete la dignidad y libertad de todo ser. 

Como cristianos estamos llamados por el Creador a promover y vivir la Paz”, dijo el padre Fernando Hería en el comunicado a favor de los huelguistas.

El religioso aludió a su condición de cubano y dijo: “Nuestros hermanos en Cuba están viviendo momentos muy difíciles. No necesariamente desiguales a otros de nuestros hermanos, en diversos países del mundo. Más, al yo ser cubano, reconozco egoístamente que el dolor de mis compatriotas me duele un “chin” ms. ¡BASTA YA!”.

“Tal parece que el mundo vive embriagado bajo la ilusa corrupción de los poderosos, aunque esos sean horrendos dictadores. ¿Acaso están ciegos? ¿No se dan cuenta que una vez más, la historia nos demuestra que los dictadores, sean de derecha o de izquierda, “por las buenas,” no aceptan la pacífica voluntad del pueblo que exige se le reconozca como mínimo, su dignidad y libertad de ser? No existe una dictadura benevolente, punto—¡BASTA YA!”, prosiguió en el post.

Con respecto a la postura de varios líderes mundiales que no se han pronunciado sobre la situación en San Isidro expresó Hería que: “El atropello contra un pueblo noble e inocente no se puede seguir consintiendo por los países del mundo libre—¡BASTA YA!

¿Estamos ciegos o preferimos pasar por la vida deslumbrados? Todos sabemos de las horribles "maquinas" de represión de los hermanos Castros contra nuestro pueblo. ¡BASTA YA!”.

Recordó en su carta a los opositores Osvaldo Payá y Harold Cepero y los crímenes del régimen cometidos contra la oposición pacífica. 

“Los dictadores siempre viven embriagados por el opio político que les adicta el poder del maligno. Nuestro reto cristiano es vivir la paz. Vivir en la unión del amor y la reconciliación, dada por Dios como los hermanos que somos. El Libro de Génesis, nos enseña que si Ismael e Isaac [Gen 25: 1-6; 9], al igual que Esaú y Jacob [Gen. 33:1-20] se reconciliaron, porque tenemos nosotros que dejar de tratar de hacerlo unos con otros. El odio y el desdén no tiene cabida en el Inmaculado Corazón de Jesús y Maria Santísima. ¡BASTA YA!

¿Cuánta sangre se tiene que derramar para que se acabe esta pesadilla de casi 62 años? ¡BASTA YA!”, concluyó.

Ayer 24 de noviembre trascendió que el padre David Pantaleón, Superior de los Jesuitas en Cuba denuncia que el gobierno cubano no permite asistir a los activistas aglutinados en San Isidro.

“Hasta en la celda de un criminal confeso, en cualquier lugar del mundo, se permite la visita del que trae el aliento de la fe”, dijo.

En Damas 955 en La Habana Vieja, permanecen atrincherados en la sede del Movimiento San Isidro, alrededor de quince cubanos, activistas por los derechos humanos, artistas y periodistas independientes, en reclamo a la liberación del joven rapero contestatario Denis Solís, detenido arbitrariamente y encarcelado tras un juicio sumario bajo cargos fabricados y sin garantías legales.