Se suicida madre de joven muerto durante protestas

Según una fuente médica de Arroyo Naranjo, donde ocurrieron los hechos, la madre “tomó pastillas” porque el joven muerto en las protestas “era su único hijo”
 

Reproduce este artículo

La madre de Diubis Laurencio Tejeda, el joven de 36 años muerto durante la represión a las manifestaciones contra el régimen cubano que estallaron el 11 de julio, se suicidó, informaron a Darcy Borrero, periodista radicada en Miami.

“La madre del muchacho que mataron [Laurencio] se suicidó ayer”, dijo un médico local a Borrero, quien residió durante 16 años en el barrio La Güinera, de Arroyo Naranjo (La Habana), donde ocurrieron los hechos.

Según esta fuente la causa es que “tomó pastillas”, porque el joven muerto en las protestas (única víctima fatal oficialmente reconocida), “era su único hijo”, publicó Borrero en Diario Las Américas.

Este 13 de julio, el gobierno cubano informó de la muerte violenta durante las protestas de Laurencio Tejeda, a quien acusó de ser parte de los “elementos antisociales y delincuenciales” que habrían intentado tomar una estación policial.

La nota de la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN) asegura que el joven tenía “antecedentes por desacato, hurto y alteración del orden, por lo cual cumplió sanción”.

“En el enfrentamiento, varios ciudadanos fueron detenidos, y otros resultaron lesionados, incluyendo agentes de la autoridad”, añade el texto.

El cubano Raga Llopiz, residente en Barcelona y amigo de Laurencio, difiere de lo dicho por la prensa oficial sobre Laurencio y asegura que este no tenía tales antecedentes.

“En la nota oficial dicen que supuestamente falleció. No. Lo mataron”, dijo el joven rapero y actor.

Su testimonio, reproducido por Borrero en el mencionado diario, continúa: “el Pikiry Rasta, como le gustaba que lo llamaran, por su nombre artístico, cantó conmigo varias veces, grabamos canciones, hicimos conciertos, compartimos familia, era un muchacho bueno, familiar, compartidor, le gustaba hacer música y estar tranquilo, nunca estaba en problemas. (…) No maten más, no mientan más… Lo que más me duele es que encima de que lo maten, le inventen cargos”.


Desde La Güinera, fuentes médicas declararon a periodista que hubo varios heridos por la arremetida policial, entre ellos un menor de 13 años impactado por una bala que “no se ha confirmado si metálica o de goma”, quien sobrevivió.

Desde el 11 de julio, día en que comenzaron las protestas en Cuba, ciudadanos publicaron rumores y denuncias de muertos y heridos debido a la represión de las fuerzas policiales, ninguno de los cuales se ha confirmado hasta ahora.

La ONG Cubalex, que da asesoría legal a defensores de derechos humanos, ya suma en su listado 380 detenidos y desaparecidos durante las protestas. El número crece constantemente porque la policía política y las fuerzas especiales del Minint y el ejército están cazando en sus domicilios a quienes identifican como participantes en las protestas.