Gobierno reconoce muerte de un cubano durante las protestas

Sin embargo, la nota de prensa atribuye el deceso de Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio habanero Arroyo Naranjo, a “elementos antisociales y delincuenciales”.
Cuba-Protestas
 

Reproduce este artículo

El gobierno cubano reconoció este 13 de julio la muerte violenta durante las protestas de Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio habanero Arroyo Naranjo, aunque la atribuyó a “elementos antisociales y delincuenciales”.

Una nota de la Agencia Cubana de Noticias (ACN) asegura que Laurencio fue ultimado en a Güinera, localidad ubicada en ese municipio, cuando un grupo de manifestantes intentaba tomar la estación de policía ubicada allí.

ACN asegura que el joven tenía “antecedentes por desacato, hurto y alteración del orden, por lo cual cumplió sanción”. La nota no especifica si era parte del grupo de manifestantes, si se encontraba allí como espectador, ni si fue ultimado por los agentes de policía o simpatizantes del gobierno.

“En el enfrentamiento, varios ciudadanos fueron detenidos, y otros resultaron lesionados, incluyendo agentes de la autoridad”, añade el texto. Además de lamentar el suceso, el Ministerio del Interior dijo que investigaría las causas del suceso.

Desde el 11 de julio, día en que comenzaron las protestas en Cuba, ciudadanos publicaron rumores y denuncias de muertos y heridos debido a la represión de las fuerzas policiales, ninguno de los cuales se ha confirmado hasta ahora.

Esta es la primera baja reconocida oficialmente, a pesar de que el texto no atribuye el deceso a la acción de la Policía ni los simpatizantes del Gobierno.

Las protestas llegan este martes a su tercera jornada, sin que parezcan disminuir en intensidad y extensión, según los reportes que llegan desde la isla. Los cubanos siguen saliendo de forma intermitente a las calles en más de 40 localidades del país, mientras el gobierno contesta con porrazos, policías antimotines y movilización de adeptos.

La Habana, capital de Cuba, está entre los epicentros del levantamiento popular; barrios de la periferia, los más golpeados por la crisis económica, se alzaron el domingo y el lunes. Las imágenes muestran a las fuerzas antimotines repartiendo golpes y llevándose a jóvenes a la cárcel.

El régimen cortó el servicio de internet, según fuentes especializadas, para evitar que trasluciera el alcance del estallido y la represión, pero la información continua filtrándose hacia los medios independientes.

Las manifestaciones más importantes, que agrupan a miles de personas en las calles, han tenido lugar en San Antonio de los Baños, Palma Soriano, Alquízar, Güira de Melena, Bauta, San José de las Lajas, Camagüey, Matanzas, Santiago de Cuba, Güines, Santa Clara, Cárdenas, Holguín, La Habana y Bayamo.