Organización argentina Cultura Democrática expresa “solidaridad con los activistas cubanos ante la represión”
Cultura Democrática publicó anteriormente un comunicado condenando la ola represiva, que tuvo repercusión y adhesiones de otras organizaciones de derechos humanos a nivel internacional como Freedom House, Article 19, Prisoners Defenders
Integrantes del Movimiento San Isidro
 

Reproduce este artículo

La asociación civil argentina Cultura Democrática (AC) condenó la violencia y represión policial en Cuba contra activistas que han solicitado información sobre Denis Solís, preso arbitrariamente desde el lunes 9 de noviembre y aparentemente juzgado y condenado en un juicio sumario bajo el presunto cargo de “desacato”.

En un comunicado enviado a nuestra redacción, la ONG dedicada a la promoción de la democracia, defensa de los derechos humanos y fortalecimiento de la cultura política humanista, refirió: “Lo que le ha sucedido a Denis Solís es inaudito, la detención arbitraria y la acusación por desacato en un juicio sumario, no oculta las tácticas de control y de represión totalitarias por parte del gobierno cubano”.

“La condena a 8 meses de prisión impuesta al joven rapero miembro del Movimiento San Isidro después de 3 días de haber sido detenido injustamente, sin que nadie de sus familiares o amigos supiera su paradero, sacudió a la comunidad de artistas, periodistas e intelectuales en Cuba. Las acciones de esta comunidad que se ha forjado ante la adversidad y ante el compartir el sufrimiento de los abusos de poder por parte del gobierno cubano, son para ser especialmente destacados. Porque no sólo levantan la voz en solidaridad con su colega, sino que no se cansan ante las reiteradas detenciones arbitrarias que han sufrido desde que se enteraron de lo sucedido, pues al liberarlos vuelven a plantarse frente a la estación policial de Cuba y Chacón en La Habana”, detallaron.  

Cultura Democrática precisó además que “las detenciones arbitrarias en Cuba, tienen una particularidad: son llamadas 'express' porque son por unas horas, lo que dura el interrogatorio, junto a la tortura psicológica, y las amenazas es una práctica de la inteligencia cubana para amedrentar y desalentar las manifestaciones pacíficas en búsqueda de la verdad y la justicia en Cuba”.

“Sin embargo, esta nueva generación de activistas, que saben de esto, no se cansa y vuelve a plantarse. Desde el día jueves 12 algunas de ellos han sido detenidos 3 o 4 veces”, acotaron los integrantes de AC.

Cultura Democrática publicó el pasado sábado 14 de noviembre un comunicado condenando la ola represiva, que tuvo repercusión y adhesiones de otras organizaciones de derechos humanos a nivel internacional como Freedom House, Article 19, Prisoners Defenders.

“Seguimos llamando a la solidaridad de la comunidad internacional, para que organizaciones de la sociedad civil, periodistas, artistas, funcionarios, políticos y ciudadanos en general se hagan eco de estas injusticias, para que se conozca la verdadera historia y la actualidad de Cuba. Y es un llamado a todos los cubanos tanto dentro como fuera de Cuba a que se manifiesten ante este caso, con gestos pequeños, con publicaciones a las redes, con manifestaciones ante las embajadas”, manifestaron en su más reciente comunicación.  

Tal es el caso de Luis Alberto Mariño, miembro del Grupo Anima, un colectivo de artistas cubanos, que con su viola comenzó el domingo 16 a manifestarse pacíficamente frente a la Embajada de Cuba en Buenos Aires, Argentina. El compositor cubano quien vive en Buenos Aires desde el año 2017 aseguró que repetirá su performance todos los días hasta que liberen a Denis Solis y aseveró: “No soy optimista pero creo que manifestarnos de la forma que sea en donde sea, ejerce una invisible presión y quizás en algún momento estos gestos pequeños y simples logren lo que tanto queremos, un país con un gobierno que respete los derechos fundamentales un país con democracia”.