Santiago de Cuba podría tener rebrote de COVID-19 por fallo de las autoridades

Un médico colaborador, que llegó desde el exterior, violó el protocolo de aislamiento establecido para los casos en su condición
Santiago de Cuba podría tener rebrote de COVID-19 por fallo de las autoridades
 

Reproduce este artículo

La provincia de Santiago de Cuba está expuesta a un rebrote de COVID-19, debido a fallos en la vigilancia epidemiológica, reconocidos por las propias autoridades sanitarias.

Según publicó el periódico oficialista Sierra Maestra, un médico colaborador, que llegó desde el exterior, violó el protocolo de aislamiento establecido para los casos en su condición.

El doctor Luis Ricardo Manet Lahera, director del Centro Provincial de Higiene y Epidemiología comentó que "teniendo en cuenta el período de incubación de la COVID-19 que se sitúa entre los cinco y diez días, considerando además, que este paciente fue dado de alta clínica el 30 de agosto por PCR negativo y curado, evaluamos que el paciente presenta un cuadro de carga viral persistente".

Debido lo anterior, hay que repetirle la prueba PCR al médico, y esta se obtendrá el 28 de septiembre.

Mientras tanto, se encuentra bajo vigilancia en una institución de salud igual que sus 20 contactos.

"Es importante que la población sepa que este caso implica un Estado Inmunológico Individual de la Enfermedad y NO un riesgo de transmisión", agregan las autoridades.

Por último, la nota precisa que las autoridades de Salud Pública de Santiago de Cuba deben informar al Órgano de Dirección, sobre los resultados de la investigación por este fallo, que permitió que el cooperante violara el aislamiento domiciliario.

Santiago de Cuba lleva 147 días sin nuevos casos positivos de COVID-19, pero actualmente hay 146 ingresados bajo vigilancia.

Además, las pesquisas han detectado 79 casos de Infecciones Respiratorias Agudas.

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este 23 de septiembre otro fallecido y 48 nuevos casos, lo que eleva las cifras totales a 118 muertes y 5270 diagnosticados desde que llegara la COVID-19 a la isla a mediados de marzo de este año.

La persona fallecida se trata de un cubano de 84 años, que residía en el municipio Majagua de la provincia Ciego de Ávila, con antecedentes de hipertensión arterial, diabetes mellitus y enfermedad cerebrovascular. Murió de un paro cardio-respiratorio.

El jefe de epidemiología de Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán, informó también que se mantienen 1362 personas ingresadas en los hospitales bajo vigilancia y, de ellas, 568 con la enfermedad. Se reportan dos pacientes en estado crítico y seis en estado grave.

En el último mes, las provincias más afectadas con esta segunda ola del virus han sido La Habana y Ciego de Ávila. En el parte de hoy destacan La Habana, con 29 casos y Ciego de Ávila con 11.