Otro cubano muere por coronavirus: suman 118 desde el inicio de la pandemia
La persona fallecida se trata de un cubano de 84 años, que residía en el municipio Majagua, provincia Ciego de Ávila, con antecedentes de hipertensión arterial, diabetes mellitus y enfermedad cerebrovascular
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este 23 de septiembre otro fallecido y 48 nuevos casos, lo que eleva las cifras totales a 118 muertes5270 diagnosticados desde que llegara la COVID-19 a la isla a mediados de marzo de este año.

La persona fallecida se trata de un cubano de 84 años, que residía en el municipio Majagua de la provincia Ciego de Ávila, con antecedentes de hipertensión arterial, diabetes mellitus y enfermedad cerebrovascular. Murió de un paro cardio-respiratorio.

El jefe de epidemiología de Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán, informó también que se mantienen 1362 personas ingresadas en los hospitales bajo vigilancia y, de ellas, 568 con la enfermedad. Se reportan dos pacientes en estado crítico y seis en estado grave.

La Habana es la provincia con mayor número de enfermos. Por esta razón, el primero de septiembre la ciudad entró en estado de sitio para reducir drásticamente la propagación del virus, una decisión que tomó el régimen a inicios de septiembre.

En el último mes, las provincias más afectadas con esta segunda ola del virus han sido La Habana y Ciego de Ávila. En el parte de hoy destacan La Habana, con 29 casos y Ciego de Ávila con 11.


Los 48 casos son cubanos. Unos 44 fueron contactos de casos confirmados y en cuatro no se ha podido precisar la fuente de infección, según el último reporte del Ministerio de Salud Pública. Unos 39 del total de casos nuevos eran asintomáticos. 

El pasado 11 de marzo se confirmaron los primeros casos positivos de infección de coronavirus en Cuba, con tres turistas de visita en el país, según datos del Minsap. 

A finales de junio comenzó la reapertura de la isla por etapas: primero en provincias y luego en la capital, sin embargo, semanas después se vio un incremento de casos.

Desde el pasado 31 de marzo, el primer ministro del régimen cubano, Manuel Marrero Cruz, anunció la suspensión total de los vuelos a la Isla, lo que significa que ni los cubanos ni extranjeros residentes pueden entrar al país, salvo situaciones excepcionales.


"El avance de la pandemia nos ha llevado a valorar la situación de los aeropuertos. Se ha tomado la decisión de suspender todos los vuelos de pasajeros a Cuba. Necesitamos eliminar el arribo de pasajeros que sigue siendo un riesgo para la salud de las personas", señaló entonces el jerarca.

Sin embargo, desde el 1 de julio, el régimen, en busca de liquidez, abrió los aeropuertos de los cayos para recibir turistas. A ellos no se les exige prueba PCR negativa, sino que está será realizada a su llegada, y si son positivos, se les atenderá, cobrándoles, por supuesto.

También el Ministerio de Turismo (Mintur) venderá viajes para recuperarse de la pandemia en los mismos cayos.

A nivel mundial se han confirmado más de 31 millones de enfermos y más de 965 mil fallecidos. La Organización Mundial de la Salud reporta 185 países con transmisión.