Salidero en Sancti Spíritus lleva 4 meses botando agua potable
Para su sorpresa, le informaron que en efecto el reporte aparecía con fecha del día 6, pero que ya habían realizado el trabajo
Salidero en Sancti Spíritus lleva 4 meses botando agua potable
 

Las denuncias de los cubanos referentes a los problemas con el suministro de agua potable no se detienen, a pesar de que continúan siendo pocos los que se atreven a alzar la voz.

Este 15 de septiembre el periódico oficialista Juventud Rebelde se hizo eco de una carta enviada a su redacción por Fabio Martínez Salas, donde explica que ya ha agotado todas las vías posibles y no sabe a quién de los funcionarios del régimen dirigirse para darle solución a un salidero de agua potable que ya lleva cuatro meses vertiendo en su cuadra.

Fabio, quien es vecino de calle 2da. del Oeste, No.2, entre 3ra. y Río, reparto Colón, en la provincia de Sancti Spíritus, cuenta que el 6 de julio último fue hasta Acueducto y reportó la avería, pero como pasaban los días y no iban a la cuadra, regresó a la empresa el 20 de ese mes.

Para su sorpresa le informaron, previa revisión en los archivos de la computadora, que en efecto el reporte aparecía con fecha del día 6, pero que ya habían realizado el trabajo. De inmediato Fabio desmintió tal afirmación, gracias a lo cual la persona que lo estaba atendiendo le dijo que iba a notificar el salidero como pendiente.

Los días continuaron pasando y nada, hasta que el 14 de agosto se le agotó la paciencia y fue a realizar la denuncia a Atención a la Población del Partido Comunista de Cuba, lugar a donde tuvo que regresar el 2 de septiembre, porque el partido tampoco hizo nada con su queja.

Ese día en cuestión, detectó que a tres cuadras de la suya una brigada de Acueducto trabajaba en la solución de un salidero que solo llevaba diez días. Habló con el jefe del grupo y le preguntó sobre su caso, pero el hombre le respondió que eran de Banao, que estaban en labores de apoyo, y que no sabían nada sobre su reporte.

Sin dudarlo se personó nuevamente en Acueducto, y la persona que le atendió le dijo que ese reporte del 6 de julio no aparecía en el sistema. Y al reclamarle que cómo eso podía ser posible, le explicó que cuando eso sucede es que ya el trabajo se realizó.

El 4 de septiembre Fabio fue a Atención a la Población del Gobierno provincial y le dijo a la funcionaria que lo atendió, que se sentía desprotegido y no sabía ya qué hacer ni adónde ir. Que la única opción que le quedaba era escribir a la prensa. Y ella le expresó que era su derecho hacerlo.

"Hasta hoy nada han resuelto y esto cada día se complica más. Qué falta de sensibilidad, respeto y amor por lo que hacen. Después de este correo, de seguro vienen las justificaciones y lamentos", concluye Fabio.