Sacerdote sobre Esteban Rodríguez: "hagan lo imposible porque no se muera"

El colaborador de ADN Cuba y prisionero político dio positivo a la COVID-19 este miércoles y está siendo atendido en el hospital Salvador Allende.
Gálvez-Rodríguez
 

Reproduce este artículo

El sacerdote cubano Fernando Gálvez advirtió este 16 de junio que muchas personas, especialmente líder y activistas del movimiento opositor, están pendientes de la salud de Esteban Rodríguez, enfermo de COVID-19 en la cárcel.

“Hagan hasta lo imposible y recen para que no se muera, porque no les vamos a creer”, advirtió Gálvez en redes sociales.

El colaborador de ADN Cuba y prisionero político dio positivo a la COVID-19 este miércoles, según supo nuestro medio. El opositor fue trasladado al Hospital Docente Salvador Allende, conocido como Covadonga.

Mediante un video en vivo para ADN Cuba, el reportero Héctor Valdés Cocho confirmó el diagnóstico y dijo que el régimen prohíbe que Rodríguez tenga acompañamiento en el centro médico.

Además, cabe destacar que hasta el momento no ha llamado a su familia, aunque funcionarios de la institución aseguraron que lo podría hacer.

El activista se encuentra asintomático, según señaló Valdés Cocho a la revista; sin embargo, padece de asma e hipertensión arterial, factores de riesgo ante el nuevo coronavirus.

Por su parte, la profesora Anamely Ramos responsabilizó al Estado de la por la salud de Esteban.

"Si Esteban sufre algún perjuicio más de todos los que ya ha sufrido son ustedes los responsables directos. Ustedes llevaron a una persona inocente y sana a la condición en la que se encuentra hoy", concluyó su post en redes sociales.

Fuentes confirman que el hospital Covadonga ya estaría militarizado para impedir cualquier manifestación.

El opositor se encuentra preso desde el pasado 30 de abril, por manifestarse pacíficamente en la capitalina calle Obispo.

Ayer trascendió su traslado a la prisión de Guanajay, en la provincia Artemisa, donde estaba esposado de manos y pies las 24 horas del día, técnica de tortura conocida como las "Shakiras".

Este joven, que también es padre y esposo, está siendo procesado penalmente por los supuestos delitos de "desorden público" y "resistencia".

Además, desde el oficialismo se gesta una campaña contra él, como supuesto autor intelectual de estos hechos, a pesar de que la protesta fue espontánea.

Su familia no ha tenido derecho a visitarlo desde que fue encarcelado hace más de un mes.