Reportan brotes de sarna y dengue en Banes, Holguín

Para muchos en Cuba las desgracias no escampan. A la ineptitud del gobierno en la gestión de los abastecimientos y la amenaza de la pandemia del coronavirus, se suman otras plagas como la de los mosquitos que transmiten el dengue, y la de la escabiosis (sarna)
Mosquito del dengue, y ácaro de la escabiosis. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Para muchos en Cuba las desgracias no escampan. A la ineptitud del gobierno en la gestión de los abastecimientos y la amenaza de la pandemia del coronavirus, se suman otras plagas como la de los mosquitos que transmiten el dengue, y la de la escabiosis (sarna).

Así sucede en Banes municipio de Holguín, donde se reporta “una compleja situación epidemiológica”, con un aumento significativo de los casos de dengue y escabiosis en las últimas semanas, informaron residentes a Radio Televisión Martí.

En ese poblado hay mucha acumulación de vertederos con basura desbordada, porque la empresa estatal de servicios Comunales “no hace su trabajo”, aseguró William Tamayo al medio citado.

El activista afirma que a esta situación se suma un serio problema ambiental provocado por la fumigación indiscriminada con petróleo crudo, ante la falta de los químicos apropiados para combatir el Aedes Aegypti, lo que causa daños en las plantas y frutales, así como en personas con deficiencias respiratorias.

Además, “la escabiosis es una enfermedad contagiosa y se necesitan medicamentos para su tratamiento, y no los hay, no ofertan los productos esenciales para la higiene, el detergente, el jabón... Y sobre el dengue, no hay transportación para recoger la basura en Banes, y lo peor es que la fumigación es con petróleo”, explicó a Radio Televisión Martí.

Varias personas afectadas en la comunidad de Los Pinos fueron internadas en el hospital de Banes, pero hay casos más graves trasladados hacia la ciudad de Holguín, dijo Estela Cruz, cuya hija fue sacada de la escuela porque padece de escabiosis.

Según esta madre, hay al menos otros tres casos de estudiantes en la misma situación en el barrio: “La niña mía me la sacaron de la escuela porque tenía escabiosis y le dieron un certificado, y me dijeron que debía hervirle yerbas para curarla, hojas de guayaba, porque medicamentos no hay”.

Pero a Cruz lo que más le preocupa “es la situación con el dengue, que hemos perdido dos vecinos muy buenos, un hombre de cincuenta años y una señora de 54 años de edad”. A causa del brote han sido ingresadas más de un centenar de personas, aseguró.

Otro residente, Alexander Rodríguez, señala que las autoridades han abandonado la campaña de prevención, no se recogen los desechos y los inspectores injustamente han multado con el monto de 100 pesos a vecinos por la presencia de larvas en los estanques de agua.

“No dan un medicamento para echárselo a los tanques de agua, el abate ese que combate un poco las larvas de los mosquitos”, declaró a Radio Televisión Martí.

El profesional de la salud, Ramón Zamora, declaró que “hay personas que duermen en las farmacias para intentar obtener los medicamentos necesarios para estas patologías dermatológicas [sarna, y la las manifestaciones cutáneas del dengue] y no los hay, entonces los afectados acuden a la medicina verde. La población está desesperada”.

“Es lamentable ver como se sigue expandiendo, y se expandirá más, la sarna en otras regiones del oriente [de Cuba], como lo estuvo haciendo también la rabia en seres humanos que se originó en Mayarí”, concluyó Zamora en conversación con Radio Televisión Martí.