Régimen cubano niega injerencia en asuntos internos de Colombia

El régimen cubano volvió a negar cualquier incidencia en los asuntos internos de Colombia a través de un pronunciamiento del Ministerio de Relaciones Exteriores
Régimen cubano niega injerencia en asuntos internos de Colombia
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano volvió a negar cualquier incidencia en los asuntos internos de Colombia. El Director General de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex), Eugenio Martínez Enríquez, refirió este 15 de mayo a través de su cuenta en Twitter que las acusaciones de injerencia son infundadas.

“Rechazamos los intentos de sectores de la ultraderecha colombiana y la de origen cubano residente en EEUU de responsabilizar a Cuba con la situación en Colombia y así tratar de esconder las verdaderas causas de las protestas”, afirmó el funcionario castrista, con la habitual narrativa de que el “Estado cubano es víctima” de “acciones desestabilizadoras”.

Según, Martínez Enríquez, “los propósitos de estas acusaciones calumniosas son desviar la atención de la represión y la brutalidad policial que ya ocasionaron decenas de muertes, entre ellas las de jóvenes colombianos como Alison Méndez, Lucas Villa y Sebastián Múnera”. En tanto, la escalada de represión policial en la Isla contra activistas, artistas y periodistas independientes a favor de la democracia, se recrudece, pero el régimen ignora las advertencias de organismos internacionales defensores de los derechos humanos.

“No intervenimos en asuntos internos de Colombia. Está  demostrado el compromiso de Cuba con la paz en ese país. Las falsas acusaciones contra Cuba buscan también justificar el recrudecimiento del cada vez más rechazado bloqueo de Estados Unidos contra nuestro pueblo”, dijo el vocero del Minrex.

Eugenio Martínez Enríquez, también manifestó a inicios de este mes, las molestias derégimen de La Habana con el gobierno de Colombia por expulsar a un diplomático cubano del país.

Según la respuesta del funcionario, convocaron al Embajador de Colombia en la Isla, para trasladar mediante nota verbal su "enérgica protesta por la decisión de su Cancillería de declarar persona non grata al Primer Secretario de nuestra Embajada en Bogotá Omar Rafael García Lazo". 

El gobierno de Iván Duque declaró persona no grata al diplomático cubano en ese país, por desarrollar "actividades incompatibles con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas".

Mediante un comunicado, la Cancillería de Colombia anunció el 7 de mayo que tomaba dicha decisión y que seguirá el procedimiento establecido en el Artículo 9 de dicho instrumento internacional.

Denuncian injerencia de Cuba en Colombia

 

A inicios de 2021 a través de un informe realizado por agencias de estado colombianas se denunció la existencia de un entramado para la injerencia de Cuba en la nación sudamericana de cara a los comicios presidenciales de 2022, en los cuales el régimen de La Habana querría que la izquierda obtuviese la victoria.

Según el documento, al cual tuvo acceso la revista Semana, uno de los medios colombianos más prestigiados: “Cuba ejecuta una estrategia de injerencia en Colombia a través de la orientación de cubanos con cobertura diplomática en organizaciones sociales solidarias, la infiltración de programas de cooperación con autoridades locales y su financiación por medio del ELN”.

Uno de los actores principales dentro de esa estrategia es el embajador de Cuba en Colombia, José Luis Ponce Caraballo, quien presentó credenciales ante el gobierno de Juan Manuel Santos mientras Bogotá negociaba la paz con las FARC.

De él se asegura en el informe titulado “Estrategia de injerencia cubana en asuntos de independencia y soberanía de Colombia” que “habría sido expulsado de Estados Unidos por espionaje el 19 de agosto de 1996”. 

“Además, se hace una reseña de su gestión diplomática, y fuentes cercanas a la investigación le dijeron a Semana que se indaga si él y su segundo a bordo en Bogotá estarían al tanto del plan cubano de injerencia indebida en los asuntos internos del país. Las autoridades identificaron que los tentáculos cubanos tienen interés, simpatía y relación cercana con un aspirante a la Presidencia”, detalla el referido medio en su reporte sobre el entramado.

El dosier hecho por agencias de inteligencia sostiene que las actividades de injerencia cubana estarían camufladas por medio de las tareas legales del MCSC, una organización que lleva muchos años operando en Colombia y que está conformada por 23 casas de solidaridad.

Las relaciones entre Colombia y Cuba durante el gobierno de Iván Duque han tenido momentos de tensión y la existencia del informe acusatorio podría enturbiarlas aún más. La injerencia pretendida o real de La Habana en países latinoamericanos no es inédita, pero su exposición ahora con un nuevo caso o entramado deja en entredicho una vez más al régimen, enfrascado en negar actuaciones que motivaron su inclusión en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo confeccionada por el Departamento de Estado estadounidense.