La dictadura justifica todas sus ineficiencias con el embargo

Para el régimen el embargo estadounidense no es más que una cabeza de turco, un chivo expiatorio al cual responsabilizar por las ineficiencias del sistema
La dictadura justifica todas sus ineficiencias a través del embargo
 

Reproduce este artículo

Los cubanos crecen escuchando por parte del régimen que todos los problemas que hay en el país son culpa del embargo estadunidense, pero llega un momento en que comprenden que la falta de alimentos, de medicinas, de materiales de construcción, y hasta de inversión, son responsabilidad del sistema y sus ineficiencias.

También hay que tener en cuenta que cuando el castrismo habla de pérdidas provocadas por el embargo, en realidad se está refiriendo, casi siempre, a (supuestos) negocios que pudo haber realizado con empresas estadounidense, pero que en realidad no se llevaron a cabo por falta de recursos financieros por parte del régimen, o por otras cuestiones que en muchos casos solo atañen a La Habana.    

Un ejemplo al respecto fue el que puso este 23 de abril la estatal Agencia Cubana de Noticia (ACN), con el que afirma que el embargo de los Estados Unidos al régimen "ha generado pérdidas millonarias a la empresa Cubana de Aviación, debido a la suspensión de arrendamientos de aeronaves, de operaciones comerciales, al cierre de cuentas bancarias y a la imposibilidad de acceder a créditos internacionales"

Como en otros casos, de lo que se trata es de que por sí sola la Cubana de Aviación no es capaz de generar los ingresos suficientes que le permitan ser rentable al punto de no necesitar de entidades financiaras que le capitalicen sus operaciones.

Por otro lado Arsenio Arocha Elías Moisés, director adjunto, informó en conversación con la prensa estatal que las reclamaciones del régimen incluyen haber dejado de percibir ingresos por exportaciones de bienes y servicios en ruta directa desde y hacia Estados Unidos; y es que de eso se trata: al hecho de no poder hacer ciertos negocios bajo ciertas condiciones con el país norteño, el régimen le llama pérdidas.

Asimismo el directivo alegó la política estadounidense "impide realizar transferencias desde y hacia Cuba, lo que limita el flujo financiero de la empresa", pero esto cuando menos es una verdad a medias, porque el régimen siempre tiene la opción de negociar con otros países sin tener que contar con las entidades bancarias de los Estados Unidos.

A lo anterior el funcionario agregó a la ACN que "el escenario resulta más complejo durante la actual pandemia, pues aerolíneas que habían prescindido su contrato con Cubana se negaron a realizar vuelos de cargas ante la situación de emergencia", algo que en la mayoría de los casos nada tiene que ver con el embargo, pues desde los Estados Unidos continúan llegando vuelos a Cuba.

Básicamente lo que reclaman las autoridades cubanas es que no pueden acceder a préstamos en bancos estadounidenses con vista a dar mantenimiento y reparación a la flota de la aerolínea, pero les sale más fácil victimizarse y responsabilizar al gobierno norteamericano que trabajar y hacer de Cubana de Aviación una empresa eficiente.