Régimen cubano 'se prepara' para un estallido social
El régimen cubano lleva meses mostrando preocupación ante un posible estallido social. Desde ayer, una de las redes sociales más utilizadas de la isla, Telegram está caída y allí en apariencia se gesta una protesta nacional del sector privado
Régimen cubano 'se prepara' para un estallido social
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano lleva meses mostrando públicamente en su discurso, signos de preocupación ante un posible estallido social en Cuba. Su gobernante, Miguel Díaz-Canel, lo señaló la semana anterior en su intervención en la Mesa Redonda, y desde ayer, una de las redes sociales más utilizadas de la isla, Telegram está caída.

¿Se tratará de un ensayo del castrismo para desconectar al país en caso de una protesta?

Recordemos que el pasado 8 de octubre, en la oficialista Mesa Redonda, Díaz-Canel atacó a los activistas pro derechos humanos y evidenció su temor a un estallido social.

Según Díaz-Canel la política estadounidense es agresiva y brutal y "a eso se suman campañas de descrédito a la revolución y sus principales dirigentes que apuntan a quebrar la unidad, intoxicando todos los espacios en los que  trabajamos por enfrentar y resolver los problemas sociales y económicos y los prejuicios que todavía no ha superado nuestra sociedad; y por eso intentan dividirnos con temas  como el racismo, la violencia contra la mujer, el propio tema del reconocimiento a la comunidad LGBTI".

Fue entonces cuando expresó: "Están tratando de lograr un estallido social en Cuba por intereses electorales y para quedar bien con la mafia anticubana radicada en Miami. Lo dicen descaradamente y no se ocultan para decirlo", recalcó.

No es la primera vez que el discurso del castrismo "alerta" sobre este escenario. Si ellos se ven tan populares, ¿por qué la recurrente mención?

El 17 de septiembre, el jerarca mostró inquietud ante la posibilidad de disturbios en Cuba en una reunión con sus camaradas de la cúpula.

Reunido en videoconferencia con los gobernadores de cada provincia, dijo que "se evidencia (…) un llamado y un propósito a alentar un estallido social en el país", mientras "se ataca con saña a dirigentes, a líderes de opinión, a intelectuales y artistas, que defienden el proceso revolucionario".

Por otro lado, desde el 14 de octubre y hasta este momento, cientos de usuarios en Cuba reportan la caída o bloqueo de la red social Telegram, sin declaraciones aun de Etecsa, el monopolio que controla las telecomunicaciones en la isla. Solo se puede ingresar con VPN, mismo método que se emplea para abrir medios independientes bloqueados.

Pero Telegram sí dio su versión de los hechos confirmando que el problema para acceder a la aplicación de esta red social desde Cuba es del monopolio estatal Etecsa.

 

 

"Nuestros usuarios en Cuba están reportando problemas de conexión que les impide usar nuestra app con normalidad. Estamos monitoreando la situación, pero el problema no es nuestro", publicó durante la madrugada de este jueves la compañía.

 

 

¿Cómo lo ve la sociedad civil cubana?

El científico cubano, Oscar Casanella, cree que el bloqueo de Telegram puede deberse a una convocatoria que realizaran cuentapropistas llamando a protesta nacional.

Según conto a ADN Cuba, desde hace días recibió mensajes por esa red social sobre una manifestación del sector privado en la isla, con demandas económicas.

"Me llegó por Telegram un llamado a protesta nacional con demandas económicas, parece que hechas desde el sector cuentapropista. Tal vez esa es la verdadera razón por la cual está bloqueado. Ellos no quieren que se les identifique. Escogieron el 31 de octubre para salir disfrazados y no ser reconocidos. Parece que uno de los sectores más molestos son los revendedores porque quieren ser legales. Pero ahí se suma todo el mundo", añadió Casanella.

El contenido de la convocatoria ya se publicó también en Facebook, confirma el bioquímico.

Otro activista por la libertad de la isla, Pedro Campos, la compartió esta mañana. El título es "CINCO DEMANDAS POR UNA CUBA PRÓSPERA".

 

 

Cabe destacar que el 12 de marzo de este año los cuentapropistas salieron a la calles de Santa Clara, por molestias debido a que una medida les prohibió vender artículos que no sean producidos por ellos.

La protesta, que superó las 100 personas, ocurrió frente al edificio de la Asamblea Provincial del Poder Popular de Villa Clara y luego se dirigieron a la sede provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC).

¿Tendremos una segunda parte de este capítulo?

Durante el programa de este miércoles "VII Diálogo sobre Cuba", Norges Rodríguez, ingeniero en Telecomunicaciones y cofundador de Yucabyte, denunciaba que "puede que este apagón de internet no sea selectivo, puede llegar un momento en que si hay un escenario de protesta o estallido social, todo el acceso a internet en el país pueda desaparecer".

Por su parte, la curadora de arte y miembro del Movimiento San Isidro, Claudia Genlui, considera que desde hace un tiempo ha comenzado a encenderse en la isla "la llama de la esperanza que mucho tiempo estuvo apagada. Lo sentí así".

Genlui comenta que actualmente se implican en la causa personas que no eran disidentes tradicionales.

"Debemos entender que sí es posible salir a la calle y es tu derecho y lo puedes hacer. El 10 de octubre fue un ejemplo de eso (...) Si realmente llegara a pasar ese estallido creo que al gobierno no le tomaría por sorpresa porque ellos lo saben prácticamente todo, pero es un punto decisivo porque les está demostrando que están perdiendo el control", señaló la activista.