Régimen cubano reutilizará materiales desechables de laboratorios por crisis económica
El régimen que ingresa miles de millones por la venta de fármacos y servicios médicos a otros países, asegura que en medio de la crisis económica se ve obligado a reutilizar materiales desechables de laboratorio, relacionados con la investigación y procesamiento de pruebas del coronavirus
Un científico cubano manipula muestras. Foto: Granma
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano, que ingresa miles de millones por la venta de fármacos y servicios médicos a otros países, asegura que en medio de la crisis económica se ve obligado a reutilizar materiales desechables de laboratorio, relacionados con la investigación y procesamiento de pruebas del coronavirus.

“Hemos buscado reutilizar los materiales de plástico”, reconoció la doctora Vivian Kourí Cardellá, subdirectora primera del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), en una entrevista con el diario oficial Granma.

“La literatura [científica] sugiere desechar todo el material por ser usado en biología molecular, pero se está experimentando en un tipo de protocolo para su lavado y esterilizado con autoclaves y radiaciones”, dijo la también especialista de segundo grado en Microbiología, con perfil en virología.

Según la importante funcionaria de la principal institución cubana relacionada con la pandemia en la isla, “varios centros de [la corporación estatal] BioCubaFarma investigan la posibilidad de producir los reactivos e insumos para el laboratorio”, pero añadió que en lo que lo logran, “hasta el momento tenemos resultados alentadores” en los planes de reutilizar material desechable.

Sobre los insumos empleados en la lucha contra el coronavirus, dijo que Cuba no produce las pruebas diagnósticas de PCR. “Las compramos en el exterior. Producimos solo un volumen de material gastable, hablo de los hisopos para la toma de muestras, el medio de colecta, donde se coloca el hisopo y otros. También producimos equipos de protección personal, me refiero al vestuario”, explicó la funcionaria.

“Lo que no podemos producir son los reactivos. Esos insumos se compran en el exterior, al precio de unos 50 dólares por prueba. Esto sin sumar el costo de la atención médica, el traslado de las muestras y su manipulación en los laboratorios”.

También dijo al medio de propaganda que las “grandes compañías de laboratorio son las que suministran estos reactivos, que son muy caros, y que en estos momentos están deficitarios”.

Según la funcionaria, “al país le cuesta trabajo comprar estos reactivos, aún con el dinero disponible para esos menesteres”.

El problema de los insumos afecta a todos los niveles del sistema de Salud e la isla. A mediados de mayo, fue noticia que en el Hospital Mario Muñoz de la provincia Matanzas, se reciclan guantes desechables hasta tres veces en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Según reportó la oficialista TV Yumurí, solo se botan los ejemplares manchados o con orificios y al resto se les aplica hipoclorito de sodio, detergente, talco y vapor para “recuperarlos”.

El proceso de limpieza dura aproximadamente tres horas y regresan a las salas para ser utilizados por médicos.

“En el mes llegamos a procesar alrededor de nueve mil pares”, comentó entonces Balbina Zaldívar García, segunda jefa de la central del hospital quien asegura que se esterilizan 300 guantes a diario.