Pueblo es lo mismo que PCC, aseguran comunistas de Santiago de Cuba

No es posible, de ninguna manera, que el Partido Comunista de Cuba y el pueblo sean una misma cosa, pues mientras los dirigentes de este gozan de incontables privilegios, el resto de los cubanos viven en la miseria
Pueblo es lo mismo que PCC, aseguran comunistas de Santiago de Cuba
 

Reproduce este artículo

Según un reportaje de la televisora oficialista de la provincia Santiago de Cuba, en varias comunidades de ese territorio se aseguró que el pueblo y el Partido Comunista de Cuba (PCC) son lo mismo.

"En el análisis del discurso clausura del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, comunidades santiagueras ratificaron las premisas de que pueblo y unidad es lo mismo que decir Partido, además del reconocimiento a los trascendentes aportes de Raúl  a la Revolución", refirió un reporte de la televisión local, en alusión a los debates del discurso del presidente "puesto a dedo" Miguel Díaz-Canel, que el régimen está promoviendo a lo largo y ancho del país con sus partidarios por estos días.

Esto no pasa de ser un burdo intento manipulación, pues la realidad es que el PCC es una organización que tiene intereses muy distintos a los del pueblo, pues mientas sus máximas autoridades viven rodeados de lujos, los cubanos están oprimidos por la cúpula castrista. Tal oprobio implica no solo la falta de libertades y derechos, sino también la escasez de alimentos, medicinas y un sinnúmero de productos básicos que forman parte de las necesidades diarias.

A lo anterior hay que sumar que el PCC se erige como un poder que incluso está por encima de la propia Constitución que el régimen impuso en el 2019, y que se reserva el derecho de admisión en sus filas, lo que se traduce en que en Cuba se hace lo que ordena el Partido y solo una pequeña porción de cubanos son aptos para pertenecer a él.

Con tantas noticias que cubrir en un país sumido en una profunda crisis, este tipo de reportaje solo es posible como parte del programa propagandístico del régimen, con el que se busca mantener la falacia de que el pueblo apoya al PCC y sus directrices, algo completamente alejado de la realidad. Las cada vez más crecientes muestras de desacuerdo con la dictadura por parte de los cubanos, dicen lo contrario.

Si el Partido y el pueblo fueran una misma cosa, no habría necesidad de llamarlos de maneras distintas, y sin duda todos compartirían la misma suerte, la cual sería mejor para el pueblo dadas las condiciones propias de Cuba. Porque si algo hay que tener claro, es que a la cúpula castrista le gusta la buena vida, y en este caso, cuando menos, el pueblo no estaría en la miseria, algo que no va a ocurrir, mientras el PCC continúe siendo la clase explotadora.