Refuerzan seguridad en barrios de cúpula castrista

La reciente declaratoria de "Zonas y Vías de Interés para la Seguridad y el Orden Interior" puede ser protocolar, mas se produce en un contexto de protestas populares e inconformidades ciudadanas con la situación que atraviese la isla
Refuerzan seguridad en barrios de cúpula castrista
 

Reproduce este artículo

El Consejo de Ministros de Cuba, máximo órgano de gobierno, reforzó recientemente la seguridad de varias calles y barrios de La Habana mediante la declaración de “Zonas y Vías de Interés para la Seguridad y el Orden Interior” en la provincia.

De manera coincidente, las zonas y vías contempladas en la declaratoria están en los consejos populares en los que residen miembros de la cúpula castrista y altos funcionarios del régimen, como Siboney-Atabey, Cubanacán, La Coronela, Plaza, Vedado, Príncipe, Colón Nuevo Vedado, Ceiba-Kohly, Vedado-Malecón, Sevillano y Tallapiedra.

La disposición, contenida en la Gaceta Oficial número 20 del 24 de febrero/2021, da la referida categoría, además, a otras vías pertenecientes a los municipios de Marianao, La Lisa y Boyeros, y establece que los procedimientos y regulaciones para informar o solicitar la aprobación de las actividades a realizar en dichas zonas, por las personas naturales o jurídicas, quedan comprendidos en la Resolución 13 del Ministro del Interior.

El oficialista Granma precisa que el Decreto-Ley 331 De las Zonas con Regulaciones Especiales establece dentro de los tipos de Zonas con Regulaciones Especiales, las Zonas de Interés para la Defensa y la Seguridad, la cual comprende la categoría de Zonas y Vías de interés para la Seguridad y el Orden Interior.

“Según reporte de la ACN, esta norma jurídica resulta necesaria para establecer el procedimiento para informar o solicitar la aprobación de las actividades a realizar en estas zonas, con el objetivo de garantizar la protección y el cumplimiento de las misiones relativas a la Seguridad y el Orden Interior que se generen en estas”, agrega el órgano oficial del Partido Comunista y único de Cuba.

También detalla que necesitan aprobación actividades como “cambios de dirección; las que requieren de permisos o licencias como instalaciones técnicas, acciones constructivas, de reparación o mantenimiento; y las licencias para el ejercicio de las diferentes formas de gestión no estatal, según lo establecido en la Resolución 13”.

Asimismo, “se deben informar los cambios de uso, traspaso y trasmisión de inmuebles, viviendas, locales, terrenos y espacios; y las actividades productivas y de servicios, políticas, culturales, deportivas, recreativas y religiosas, cuando incidan en la vía o áreas públicas”.

En los referidos consejos populares, en algunos más que otros, es frecuente encontrar efectivos militares y operativos permanentes de vigilancia y control cuya misión es proteger la seguridad de las viviendas de altas personalidades del régimen.

La reciente declaratoria puede ser protocolar, mas se produce en un contexto donde las protestas populares y las inconformidades ciudadanas con la situación económica que atraviese la isla y la tradicional falta de libertades son más frecuentes que antes.