Recibe golpiza por ser fiel a sus creencias

El Partido Comunista de Cuba promueve la adhesión de los creyentes a sus filas. Las organizaciones e individuos que se mantienen al margen, son hostigados como si fueran delincuentes.
 

Reproduce este artículo

Organizaciones de la sociedad civil denuncian la detención del joven activista Dairon Hernández Pérez, el pasado 5 de marzo, por miembros de la Seguridad del Estado.

El organizador de la Asociación de Yorubas Libres de Cuba fue detenido, golpeado y asaltado frente a su domicilio cuando regresaba de un evento religioso. En un video, Hernández y su madre, Donaida Pérez Paseiro, afirman que lo golpearon en la cabeza, el estómago, la espalda y las piernas.

Además, le quitaron sus artículos religiosos y le quitaron el dinero que llevaba consigo. también tomado. La Seguridad del Estado amenazó con atropellarlo con un automóvil. La razón aparente del acoso es, al parecer, que rechazó el servicio militar debido a sus creencias religiosas y políticas.

Hernández es objeto de acoso y hostigamiento por parte del régimen desde que decidiera no pasar el servicio militar, que sigue siendo obligatorio en Cuba. En este caso, el régimen ha optado por ejercer presiones constantes sobre el joven para lograr su alistamiento. 

Como advirtió el Informe Patmos sobre la Libertad Religiosa en Cuba, el alistamiento de Dairón podría significar "colocar su vida a disposición de un Estado totalitario (…) que no desaprovechará la oportunidad para maltratarlo".

A inicios de 2020, el diario español ABC se hizo eco del Informe, cuyas conclusiones advirtieron sobre la persecución a distintas congregaciones religiosas en el país. 

Por su parte, en febrero de este año, la Comisión para la Libertad Religiosa Internacional del gobierno de Estados Unidos (USCIRF, por sus siglas en inglés) condenó nuevamente el acoso del régimen cubano a los yorubas y practicantes independientes de la santería en la isla.

En un reporte sobre la Santería en Cuba, la USCIRF expuso que, si bien muchos cubanos pueden practicar esta religión de manera libre y abierta, así como celebrar su influencia en la cultura del país, los practicantes que no se alinean con la agenda religiosa del gobierno e integran comunidades santeras independientes son víctimas frecuentes de acoso, represión y violaciones a su libertad de culto.

“Algunos practicantes de la Santería y líderes religiosos, especialmente aquellos que son parte de comunidades independientes y no registradas, han experimentado continuas violaciones a su libertad religiosa, incluyendo acoso, detenciones y repetidos intentos del gobierno para cooptar su grupo religioso”, afirmó la Comisión gubernamental estadounidense en su reporte.

El documento recomienda al Departamento de Estado del gobierno de la nación norteña mantener a Cuba en su Lista Especial de Observación de gobiernos que participan o toleran severas violaciones de la libertad religiosa.

La USCIRF señala que en Cuba todos los grupos religiosos son instados por el régimen a registrarse en la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista y único de la isla

Es el caso de la Asociación de Yorubas Libres de Cuba, que, por negarse reiteradamente a registrarse en la oficina partidista, para no caer bajo el control del gobierno, ha sido objeto de un continuo acoso y acciones represivas.

En esta organización fundada en 2012 militan santeros que no concuerdan con los que integran la Asociación Cultural Yoruba, registrada ante el Partido Comunista y cuestionada con frecuencia por su cercanía al gobierno. 

Es esta última comunidad la que anualmente divulga la Letra del Año, hecho emblemático de la Santería en Cuba que, para los yorubas independientes, perdió su autenticidad en tanto fue cooptada por el régimen.