Berta Soler: Lo de Alberto Navarro fue una alineación clara con el régimen

La sociedad civil cubana reacciona ante el posible relevo de Alberto Navarro, embajador de la Unión Europea (UE) en Cuba
La sociedad civil cubana reacciona ante el posible relevo de Alberto Navarro, embajador de la Unión Europea (UE) en Cuba
 

Reproduce este artículo

La sociedad civil cubana ha reaccionado en los últimos días sobre el posible relevo de Alberto Navarro, embajador de la Unión Europea (UE) en Cuba.

Este martes trascendió que Navarro sería relevado de ese cargo tras fuertes críticas a su gestión en La Habana, relacionadas con su cercanía al régimen.

La noticia fue difundida primeramente por la web especializada The Diplomat in Spain y confirmada por fuentes diplomáticas a Vozpópuli.

De acuerdo con este último medio, Navarro se iría de la Isla para ser el nuevo cónsul general de España en Boston, Estados Unidos.

Consultada por ADN Cuba, la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, dijo estar complacida.

"La de Navarro fue una alineación clara con el régimen comunista y aplaudía todo lo que hacía el gobierno cubano. El nuevo embajador debe tomar conciencia de lo que está pasando realmente con los derechos humanos", sentenció la opositora.

Sobre la política de la UE hacia la Isla considera que este organismo debe ser "más fuerte en sus conversaciones con el régimen cubano. Debe poner primero los derechos humanos".

"Esto hay que decirlo bien claro: primero derechos humanos y después la parte económica. Cese de la represión, libertad incondicional para los presos políticos", añadió.

Por su parte, el ex prisionero político Ángel Moya calificó de positiva esta sustitución, "porque la actitud del embajador Navarro no se corresponde con la promoción de los derechos humanos. Nunca se pronunció sobre la represión contra UNPACU y MSI. Tampoco sobre la realidad del gobierno cubano: frustración de la población, persecución política, pobreza".

"No considero que Cuba sea una dictadura": Alberto Navarro

A finales de febrero de 2021, el Embajador de la UE en la Isla declaró a Cubanet que no consideraba que Cuba fuera una dictadura.

"Yo no considero que Cuba sea una dictadura. No puedo andar dando calificativos y menos del gobierno en el que estoy acreditado", dijo entonces al medio independiente.

Asimismo, ese mes apoyó una carta de intelectuales y activistas cubanos, que pedía el fin del embargo al presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

A raíz de estos comentarios, decenas de eurodiputados pidieron la dimisión del diplomático en una misiva enviada al Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell.

Comenzando marzo, Navarro tuvo que ir a Bruselas a reunirse con Borrell, por sus declaraciones.