Berta Soler denuncia las condiciones infrahumanas de los detenidos en San Miguel del Padrón

Berta Soler, denunció que este domingo, en la oncena unidad de policía de San Miguel del Padrón, había 18 detenidos en condiciones infrahumanas.
Berta Soler y Ángel Moya Acosta
 

Reproduce este artículo

Berta Soler, líder del grupo opositor cubano Damas de Blanco (DB), denunció el lunes 4 de julio que este domingo, en la oncena unidad de policía de San Miguel del Padrón, había 18 detenidos en condiciones infrahumanas.

“Una sola celda tiene agua para poder bañarse. Todos tienen que hacer uso de ese baño, que está tupido. Toda el agua sale al pasillo donde los detenidos tienen que escurrir y limpiar con un medio haragán que tiene un medio palo amarrado a la parte de abajo con un alambre, una escoba sin pelo, como frazada un pedazo de pulóver viejo y una cubeta negra de churre que es donde se limpia y utilizan los detenidos para su aseo cuando hacen sus necesidades sanitarias ¿Tanto que decomisan a diario, dónde lo meten?” reclamó la opositora.

Soler pudo constatar esta realidad tras ser detenida arbitrariamente este fin de semana junto a Ángel Moya Acosta. Este constituyó el vigésimo domingo represivo contra la organización independiente Damas de Blanco

“Sobre las 12 del mediodía del domingo, Berta Soler Fernández, líder de las Damas de Blanco, y yo fuimos arrestados por represoras de la Seguridad del Estado vestidas de civil, inmediatamente nos conducen hacia dos autos con chapa particular, los cuales nos trasladan hacia las Unidades de Policía de Guanabacoa y San Miguel del Padrón” relata Moya Acosta. 

“A Berta Soler en la Unidad de Policía de San Miguel del Padrón le imponen una multa y un represor de la Seguridad del Estado le dice que pague las multas porque está en capilla ardiente e inmediatamente la confinan en una celda hasta la 6:25 am del lunes que la liberan en la vía pública cerca de la sede de Las Damas de Blanco” continúa. 

Moya Acosta fue trasladado a la Unidad de Policía de Guanabacoa, acompañado por los represores de la Seguridad del Estado que se identificaron como mayor Erick y Teniente Coronel Gustavo, quienes le comunicaron y recordaron que tanto Berta como él enfrentarían cargos si continúan recibiendo la ayuda de la Fundación Cubanoamericana, si no pagan las multas, si salen el próximo domingo, y le recordaron que él  estaba “próximo a cumplir la sanción del 2003 y podían encarcelarme de nuevo”.

“Después de 18 horas confinado en una celda, me liberan a las 6:30 am del lunes en la vía pública cerca de la sede de Las Damas de Blanco” explica Moya Acosta.

A ambos opositores les fueron impuestas multas de 30 pesos por “supuestos delitos de Desorden Público”. “La respuesta mía y de Berta fue clara y sin titubear: Revolución es represión en Cuba” concluyó.