Régimen habla de vacunas contra COVID-19 y pueblo le pregunta por la sarna

Mientras el pueblo sufre de falta de medicamentos, al punto de no tener ni con qué combatir la sarna, el régimen dice producir varias vacunas para contra la COVID-19
Régimen habla de vacunas contra COVID-19 y pueblo le pregunta por la sarna
 

Reproduce este artículo

Mientras el pueblo cubano sufre de falta de medicamentos ni para la sarna, el régimen se ha enfrascado en la faraónica empresa de producir varias vacunas para hacer frente a la COVID-19, de ahí que las críticas en su contra por parte de los cubanos se hayan vuelto el pan de cada día.

Un ejemplo de esto son los comentarios al pie de un artículo de la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN) en su página web, donde se alega que el castrismo inmunizará a la población durante 2021.

En su texto la ACN refiere que "atendiendo a los resultados de ensayos clínicos de los candidatos vacunales cubanos, se prevé que en el transcurso del año 2021 la población cubana podrá recibir inmunización contra el coronavirus SARS-CoV-2", a lo que la internauta que se identifica como Dalay Ricardo González pregunta:

"Por favor necesito saber si se va a producir la permetrina pues mis hijos y yo tenemos escabiosis y no la encuentro en ninguna farmacia o díganme dónde dirigirme para comprarla lo más urgente posible me pueden ayudar".

Ante la ausencia de fármacos para combatir la Sarna, esta se ha extendido por el país como pólvora encendida, pues como no es algo que ponga en riesgo la vida de los cubanos, lo que señalaría de ineficiente al sistema de salud y atraería los ojos del mundo hacia la Isla, la administración de Miguel Díaz-Canel no le da nada ni la más mínima importancia.

La producción de vacunas para la COVID-19 involucra en estos momentos a varias instituciones del país, además de las científicas, y cuenta con recursos priorizados que no están disponibles para otras esferas del sistema de la salud, incluyendo la atención primaria, algo de lo que se quejan todos los afectados por la sarna desde mucho antes que llegara el nuevo coronavirus al Cuba.

Como único paliativo a lo que ya se ha convertido en una crisis, los cubanos no han tenido más opción que recurrir a tratamientos caseros, como baños con infusiones de hojas de plantas o frutos, ungüentos preparados con recetas de medicina tradicional, los cuales tienen que ser aplicados una y otra vez, porque solo ayudan a aliviar los síntomas por algún tiempo.