Publican nombres de fallecidos en incendio de Matanzas

Las autoridades revelan los nombres de 14 personas fallecidas en la segunda explosión de la Base de Supertanqueros de Matanzas, 12 días después de ser declarados “desaparecidos”
Publican nombres de fallecidos en incendio. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Las autoridades cubanas publicaron este jueves los nombres de 14 personas fallecidas en la segunda explosión del incendio de la Base de Supertanqueros de Matanzas, 12 días después de ser declarados “desaparecidos”.

El doctor Jorge González Pérez, presidente de la Sociedad Cubana de Medicina Legal y jefe de la búsqueda e identificación de los restos, dijo que “no fue posible” identificar de forma absoluta los restos de las víctimas, según una noticia del diario estatal Granma.

Alrededor de las 5:00 am (hora local) del 6 de agosto de 2022 reventó el tanque 51 de la base, luego de ser alcanzado por las llamas de otro reservorio de combustible que había sido impactado por un rayo el día anterior.

De acuerdo con la información oficial, en los alrededores del tanque se recuperaron 754 pequeños fragmentos óseos, divididos en 14 agrupaciones. Pero “fue imposible” efectuar el cotejo de huellas, análisis de la dentadura, o análisis de ADN, debido a las altas temperaturas a que fueron sometidos los restos.

Entre las víctimas fatales, según la información publicada por el diario oficial Granma, están los soldados del Servicio Militar Activo (SMA) Adriano Rodríguez Gutiérrez (Matanzas), Fabián Naranjo Núñez (Matanzas), Leo Alejandro Doval Pérez de Prado (Matanzas) y Michel Rodríguez Román (Mayabeque).

También perdieron la vida Andy Mitchel Ramos Sotolongo, primer teniente (La Habana); Areskys Quintero Orta, capitán (Mayabeque); Diosdel Nazco Vargas, primer suboficial (Matanzas); Luis Ángel Álvarez Leyva (Matanzas); Luis Raúl Aguilar Zamora (La Habana); Osley Marante Guerra (La Habana); Osmani Blasco Sosa (Mayabeque); Pablo Ángel López Martell (Matanzas); Raciel Alonso Martínez Naranjo (La Habana) y Rolando Oviedo Sosa, de Mayabeque.

Anteriormente habían confirmado, para un total de 16 decesos, la muerte del primer operador de tanque de agua Juan Carlos Santana Garrido, del Cuerpo de Bomberos de la Refinería de Petróleo Camilo Cienfuegos, y el joven oficial Elier Manuel Correa Aguilar, jefe de carro de bomberos profesional en el Comando Aeropuerto de Matanzas.

Según el Ministerio de Salud Pública, por el incendio resultaron lesionadas 146 personas, de las cuales 18 continúan hospitalizadas.

Este viernes, la cuenta oficial de la presidencia de Cuba en Twitter anunció que comenzó en Matanzas un acto de tributo “a los caídos en el cumplimiento del deber”. Según el oficialismo, es un “día triste, pero de honra profunda a los héroes que perdieron la vida en el combate al descomunal incendio de la Base de Supertanqueros de Matanzas”.


El discurso “épico” del gobierno y la prensa estatal contrasta con las declaraciones de algunos familiares de las víctimas. Vivianne Pérez de Prado, madre de Leo Alejandro Doval, publicó en su perfil de Facebook un mensaje a una semana de la desaparición del recluta de 19 años, quien había obtenido una plaza para estudiar Medicina, cuando fuera desmovilizado.

“A mí no me dijiste que irías al lugar [del incendio] porque sabes que no lo permitiría, sabes que a cualquier hora saldría a buscarte y por los pelos te bajaría de ese camión. Tú no eres bombero ni lo serías, tú solo estabas pasando el servicio militar, tú eres médico y así es cómo salvarías vidas. Tú eres mi eterno neurocirujano. Mi niño pequeño. Te amo”, expresó Vivianne Pérez.

Según explicó en redes sociales Yunia Doval, tía de Leo Alejandro, el joven solo recibió entrenamiento como bombero en un curso de 15 días en el Comando 3 del Aeropuerto Juan Gualberto Gómez, y era un “muchachito inexperto”.

En un post de Facebook, la tía de Leo se lamenta de que el joven, que iba a estudiar medicina tras cumplir el SMA, hubiera perdido la vida así: “Yo no te quiero héroe, mi niño, ¡te prefiero cobarde! (…) Siempre admiré tus valores y sabemos tu familia que no eres de los que corren, sin imaginar que hoy, preferiría que hubieses huido. (…) ¡Me rehúso a saberte muerto!”

Por su parte, Yarleny Horta, prima de Fabián Naranjo, lamentó que “ya nada va a cambiar la historia, y decir ahora que fueron valientes no va a aliviar el dolor que siente su familia”.

“Los queremos vivos, no queremos un reconocimiento al costo de su vida. Son muchachos llenos de vida, con futuro y sueños que nadie tiene derecho a arrancarles, y todo por negligencia de los superiores”, añadió.

“¿Quién va a asumir la responsabilidad de llevar a esos niños sin experiencia a una escena tan peligrosa? ¿Quién les ordenó que debían colocarse en la zona roja, donde serían alcanzados por las llamas si aumentaba la fuerza del incendio?”, cuestionó Yanelys Naranjo, también familiar del joven.