Psicología por Cuba en tiempos de COVID-19

Ante el aumento de la depresión que la contingencia sanitaria ha acarreado, la comunidad de psicólogos de Cuba ha creado la propuesta Psicología con Cuba, que busca atender la salud mental de la población
La COVID-19 ha incrementado la depresión a nivel mundial
 

Reproduce este artículo

Crecen los índices de depresión por la COVID-19 en el mundo. En Cuba, ya no solo la pandemia provoca preocupación y estrés, ahora también la escasez alimentaria azota a los cubanos como nunca.

La directora del Departamento de Salud Mental y Consumo de Sustancias de la Organización Mundial de la Salud, Dévora Kestel, señaló que durante las pasadas crisis económicas "aumentó el número de personas con problemas de salud mental, dando lugar a mayores tasas de suicidio". Por tanto, las alarmas en el aumento de los suicidios por el coronavirus ya están sonando.

Según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 300 millones de personas viven con depresión, un incremento de más del 18% entre 2005 y 2015. Anualmente se suicidan un estimado de 800 000 personas y el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años.

En la isla, el régimen no permite el acceso a los datos estadísticos de depresión y suicidio. Sin embargo, desde el 2017 Cuba ocupa el segundo lugar en la lista de países latinoamericanos con más personas deprimidas. Con la pandemia y la precaria disposición de alimentos es posible que los números en este sentido se hayan disparado. 

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, destacó que las personas que corren mayor riesgo en la actualidad son los trabajadores sanitarios que trabajan en primera línea, las personas mayores, los adolescentes y los jóvenes, las personas con afecciones de salud mental y las que están atrapadas en conflictos y crisis. Sin embargo, al interior del hogar, la convivencia en el confinamiento marca nuevas problemáticas.
 
“El aislamiento es un reto difícil de vencer, que afecta emocional y físicamente a las personas, y digo más, es un reto de retos, que supone también una temporalidad”, dijo el avezado profesor Manuel Calviño, uno de los psicólogos de mayor prestigio en Cuba.

Para sobrevivir a los estragos de la COVID, los profesionales de la salud, en especial los psicólogos, son imprescindibles. La Sociedad Cubana de Psicología lo sabe perfectamente, por ello Psicología con Cuba es la propuesta que ofrece la comunidad de psicólogos, liderada por el Profesor Manuel Calviño, y la maestra en Ciencia María Ester Ortíz, una iniciativa que atiende la salud mental de la población mediante los Psico Grupos de WhatsApp.
 
El equipo de psicólogos está compuesto por profesionales de diversas edades, niveles de experiencia, e incluso de varias provincias, quienes se dividen la atención por especialidades. Así podemos encontrar grupos especializados en jóvenes, en familias con niños, niñas y adolescentes, en adultos mayores, en familias vinculadas con migraciones, entre otros.

Se trata de una nueva forma de estar aislados pero unidos en ánimos y energías, herramientas tan necesarias en estos difíciles tiempos. Sin embargo, no es la única vía, también se han habilitado la línea de ayuda 103 y otros números telefónicos de apoyo psicológico. Incluso muchos estudiantes voluntarios de psicología han ofrecido sus números personales para esta actividad.

“Nosotros no elegimos la pandemia, la pandemia nos tocó, nos impactó como parte del mundo. Ahora lo que sí podemos preguntarnos y respondernos de una manera productiva o improductiva es, ¿qué vamos a hacer con la pandemia? Yo puedo responder: voy a seguir el curso de la disfuncionalidad o voy a aprovechar y hacer un giro en mí, un cambio de vida”, alerta Manuel Calviño, un consejo que siempre vale la pena.